Templo de Debod en Madrid

Imaginaros que vais paseando por las calles de Madrid, una tarde soleada de estas que tenemos en verano a casi cuarenta grados como marca el termómetro de la calle Princesa, y tras tu larga caminata por toda la Gran Vía decides ir a relajarte a un parque. Es una práctica muy habitual en las grandes ciudades ausentarse por un rato en alguna zona verde fuera del alcance de coches, edificios y demás quehaceres estresantes que comprende una gran urbe. En el caso de Madrid hay muchos lugares para poder hacerlo, porque todo hay que decirlo, parques no nos faltan. Pero ahora estamos en una zona muy concreta de la ciudad, rodeados de grandes edificios y salvo la plaza de España no podemos ver ningún parque cercano. Pero claro… en plaza España tampoco podemos desconectar del todo. Entonces os recomiendo hacer una cosa. Bajar por la cuesta de San Vicente hasta el siguiente cruce de calles, donde si miráis a la izquierda, podréis ver el Palacio Real. Pero no os voy a llevar por allí, si no que os voy a mandar justo al lado contrario, por la calle de Ferraz hasta el gran parque del Oeste que se encuentra a tan solo cien metros de allí.

Lo primero que veremos a mano izquierda es una especie de paredón construido con forma de sacos de tierra y con una estatua incrustada representando a un hombre mutilado. Este monumento recuerda el lugar de fusilamiento de cientos de militares que se sublevaron contra el gobierno de la República, atrincherándose en el antiguo cuartel de la Montaña que ocupaba este promontorio en 1936, justo en el comienzo de la Guerra Civil que sacudió al país.

Templo de Debod

Pinchar en la foto para verlo en google maps

Templo de Debod

Como por arte de magia, en lo alto de esta loma, vemos aparecer una estructura distinta que parece tener mucho más tiempo que todo lo que nos rodea junto. Y tanto que tiene tiempo… algo así como 2.200 años de antigüedad. Se trata del templo de Debod. Un templo egipcio que un día estuvo en la ciudad de Debod, a unos 16 kilómetros al sur de Asuán en la Baja Nubia y que era parada de los peregrinos que se dirigían hasta la isla de File donde se encontraba el templo dedicado a la diosa Isis.

Templo de Debod

Foto de wikipedia

El templo de Debod que podemos ver hoy en Madrid estaba dedicado en sus primeros años al Dios Amón y posteriormente a Isis tras los añadidos de la época ptolemaica y romano-imperial.

Templo de Debod

Por su ubicación junto al río Nilo, este templo se vio muy afectado por la construcción de la primera presa que se hizo en Asuán. Las aguas del Nilo engullían al templo durante nueve meses al año que poco a poco hicieron que se perdieran la mayoría de sus colores y relieves que adornaban sus paredes, así que en 1959 la UNESCO hizo un llamamiento internacional para salvar tanto a este como a los numerosos templos que iban a ser tragados por el Nilo al construirse la segunda presa de Asuán. Esta presa retendría las aguas creando el actual Lago Nasser llevándose de por medio lugares como Abu Simbel o el templo de Debod.

Templo de Debod

Un comité español dirigido por el arqueólogo Martín Almagro Basch acudió a este llamamiento junto a otros países y entre todos consiguieron la salvaguarda de numerosos templos. Egipto para agradecerlo repartió varios de ellos entre las diferentes naciones colaboradoras, como el de Dendur a EEUU —que se puede ver en el Museo Metropolitano de Nueva York—, el de Ellesiya a Italia —alojado ahora en el Museo Egipcio de Turín— y el templo de Taffa a Holanda —expuesto en The Rijksmuseum van Ondheden en la localidad de Leiden—. A los españoles nos dieron este de Debod, y como somos más chulos que un ocho, decidimos dejarlo aquí… en medio de un parque a la intemperie de una ciudad llena de contaminación y a la mano de cualquier vándalo. Aunque todo hay que decirlo, se conserva muy bien.

Templo de Debod

El Servicio de Antigüedades de Egipto desmanteló el templo de Debod y guardó las piedras en la isla Elefantina frente a Asuán hasta que se mandaron a Madrid a través de los puertos de Alejandría y Valencia. Una vez en Madrid, a ver quién era el listo que se ponía a montar la primera pieza. Los egipcios solo entregaron para facilitar el montaje, un plano, un croquis del alzado y alguna fotografía. Algunas marcas ya no se veían o estaban confundidas, pero al final consiguieron montarlo. Finalmente en 1972, el alcalde de Madrid Carlos Arias Navarro, procedió a la inauguración en el lugar que se encuentra ahora mismo. No es el Nilo, pero el manzanares anda cerca, aunque para agua ya tiene la del pequeño estaque que lo rodea en este bonito parque.

Templo de Debod

Mucha gente pasea por aquí y todo el mundo lo fotografía, aunque no tiene ni punto de comparación ver un templo aquí que en Egipto… pero sobre todo, es curioso. Os recomiendo tumbaros en las zonas de césped aledañas para descansar del calor veraniego y donde podréis disfrutar seguro de los numerosos artistas callejeros que rondan Madrid.

Victor del Pozo

Quizás te interese...

Tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

9 Responses to Templo de Debod en Madrid

  1. Isabel says:

    Recurdo que en la última visita que hice a Madrid visité el templo de Debod y me quedé muy alucinada. Parecís surrealista que hubiera un templo egipcio en mitad de Madrid y me encantó… un poco más tarde fuimos a Egipto, que pasada de viaje!

    Gracias por compartir con nosotros los rincones de Madrid! 😀

  2. Helena says:

    ¡Menos mal que por fin conozco algún sitio de los que mencionas en el blog! Parecía que nunca hubiera estado en Madrid.
    Este templo (como todos los egipcios) me encanta y la verdad es que nunca me había documentado respecto a su historia. Viene muy bien tener a mano información tan completa de estos curiosos lugares.
    Un saludo

  3. Aventurer@ says:

    El templo de Debod lo vi la primera vez que estuve enté Madrid, y de eso hará unos veinte años como mínimo. Aluciné porque hacía poco había estado en Egipto y cuando supe de él no dude en visitarlo… y como dices tu, aunque no sea lo mismo, no deja de ser curiosa y algo surrealista la historia. Un saludo.

  4. GUSPLANET says:

    Muy buena recomendación Victor! … y excelente la reseña que nos regalas. Conozco ésta zpna y me parece muy bella, un rincón verde en una zona que realmente lo necesita … coincido con que Madrid tiene espacios verdes, pero la verdad que siempre se necesitan más, por lo agobiante de sus veranos y por el estrés de su tránsito actual. Sin embargo en los últimos años creo que luce mejor que nunca.

    Un saludo grande!

  5. M.C. says:

    He ido varias veces al Templo de Debod y me ha pasado como a ti, que nunca he podido entrar dentro porque estaba cerrado. La última vez que fui fue a los pocos meses de llegar de Egipto y para hacer fotos nocturnas, porque la verdad es que es precioso!
    Saludos

  6. Victor says:

    Buenas compañeros… y gracias por los comentarios como siempre.

    +Isabel: La verdad que sobre todo sorprende cuando no te lo esperas, aunque más de uno seguro que pasa por allí y no se da cuenta que ese edificio tiene el tiempo que tiene (seguro que como yo cuando pasé por allí la primera vez sin saberlo).

    +Helena: jejejejej… a mi me sigue pasando muchas veces cuando leo cosas de Madrid… Casi todas las semanas me sorprendo con algo nuevo que he visto. Barcelona, Valencia, Madrid… siempre tienen cosas por descubrir… y en general las grandes ciudades.

    +Aventurer@: Pues a mi me paso algo parecido… ya que cuando descubrí que había un templo egipcio quise ir a verlo… La verdad que de esto hace ya también un tiempo, pero antes de eso, había paseado por allí sin percatarme.

    +Gusplanet: La verdad que las zonas verdes nunca están de más. A mi particularmente me encantan los parques y pronto os mostraré otro bien bonito que visité el año pasado.

    +M.C.: Pues nada Mari Carmen… tenemos que quedar un día para ir y visitarlo por dentro y ya de paso comer en una crepería que hay justo al lado… mmmmm ¡¡Están de muerte!!

    Voy a ver si me pongo las pilas con el relato de finde viajero que hice a Londres en Enero… que casi no tengo tiempo y más ahora que no hacemos más que mirar vuelos para irnos en semana santa.

    Un saludo!!

  7. Sin duda un lugar muy curioso de Madrid que es distinto a todo lo visitable de la ciudad.

    Me ha pasado como a ti y a M.C. que he pasado por sus alrededores alguna vez, pero nunca he estado dentro.

    Espero que pronto nos vayas contando lo que tienes preparado para semana santa jeje

    Saludos!!! 😉

  8. Dany says:

    Víctor, me encanta este sitio! Antes trabajaba en la calle Princesa y muchos días cuando hacía buen tiempo me iba ahí con mi “tupper” a comer en el cesped relajadamente, es uno de los lugares de relax para los madrileños. Eso sí, me incluyo entre los que no hemos entrado nunca…
    Saludos!

  9. Victor says:

    Buenas!!

    Jose Carlos… para semana santa la verdad que se me ha jodido el plan que teniamos, ya que han subido los vuelos al doble de precio del que nos interesaba…. y finalmente no se si me animaré a cogerlos a alguna parte. Tiene aparecer un chollo. No estoy acostumbrado a irme en épocas festivas y ahora que veo como son los precios, recuerdo porque era… Si no sale nada, haremos como antaño… carretera y manta!

    Dany… pues menudo lujazo poder ir a comer allí todos los días. Yo como de tupper todos los días en un cuarto de 10 metros cuadrados junto a otros 7 compañeros… en un sucio taller jejejeje.. igualito. Si el que no se desestresa en Madrid es porque no quiere!

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *