Pequeña guía para un viaje a Suiza

Por motivos de tiempo, al disponer de tan solo una semana de vacaciones, nuestra decisión sobre el destino tras barajar varias posibilidades fue finalmente el país suizo o mejor dicho, Confederación Helvética. En este pequeño artículo os cuento a modo de pequeña guía para un viaje a Suiza algunos datos y los hoteles en los que nos alojamos.

Un poco de historia de Suiza

Se la llama confederación porque desde hace algo más de siglo y medio, en pleno siglo XIX, los habitantes de los distintos cantones (estados) que existían en ese momento, vieron como la unión podía hacer la fuerza y decidieron crear una constitución entre ellos, alejándose de los diferentes conflictos que por aquel entonces llenaban el mapa de Europa.

Imaginaros ahora un vaso lleno de agua al que llamaremos Europa y en el medio ponemos pequeñas gotas de aceite desperdigadas junto a las actuales Alemania, Francia, Italia y Austria, lo que era más o menos el Sacro Imperio Romano Germánico a comienzos del primer milenio. Esas gotas son los distintos cantones que a partir del siglo XIV ya se fueron juntando y formando gotas más grandes. Estas eran las primeras confederaciones (la de los 8, la de los 13…).

La antigua confederación Suiza desde 1291 hasta el siglo XVI

Pero durante un breve periodo de tiempo, Napoleón se apoderó del territorio creándose un estado satélite al que llamó República Helvética (en honor a Helvetia, nombre que pusieron los romanos a esta tierra cuando se la arrebataron a la tribu que la ocupaba). Tras la caída del imperio napoleónico, Suiza recuperó su independencia y acabó formándose la actual Confederación Helvética entre los cantones existentes. De esta manera, las pequeñas gotas de aceite que teníamos dispersas en el centro del vaso, se unificaron poco a poco en una gran gota con un gobierno central pero donde cada gota pequeña tendría su derecho de autogobernarse.

Cantones actuales de Suiza

A groso modo esto es lo que sucedió para acabar formándose lo que hoy conocemos como Suiza, y que se mantiene aún tan intacta en buena parte por su política de neutralidad ante conflictos bélicos. De esta manera es fácil entender como este país no tiene un idioma generalizado y dependiendo de donde estés puedes escuchar a la gente hablar en alemán, francés o italiano. El romanche, la que es reconocida como lengua nacional, apenas se habla en algunas partes del cantón de Grisones, al sureste del país, el cual tiene parecidos con algunos dialectos hablados en el norte de Italia.

Reparto de los idiomas en Suiza

Con toda esta mezcla de idiomas, un españolito del tipo medio como nosotros que no sabemos ni siquiera hablar inglés… lo tenemos un poco chungo para entendernos con la gente. Pero como nos pasa en todos los lados, a buen entendedor pocas palabras bastan y al final siempre nos hacemos entender (en este caso Leire si tenía algunas nociones de inglés). Allí problemas de idiomas no tiene la gente y la mayoría te hablan tres, por lo que con un inglés básico puedes tirar perfectamente para lo justo y necesario.

Un viaje a Suiza

Suiza se encuentra en pleno corazón de Europa y realmente no resulta complicado llegar de ninguna manera. El avión es la opción más rápida hasta uno de sus aeropuertos principales como Zúrich, Basilea o Ginebra. En nuestro caso que queríamos recorrer buena parte del territorio de Suiza en coche teníamos que mirar el coste del alquiler por 8 días y vimos que nos compensaba llevarnos el coche desde Madrid. De esta manera también aprovecharíamos y podríamos llevar nuestro típico baúl repleto de provisiones y utensilios para poder hacernos la comida y prescindir de pagar en restaurantes o comer todos los días comida rápida. Unos días antes, lista de compra en mano, nos abastecimos de suficiente comida para cubrir buena parte de los días, si no todos.

El coche en esta ocasión ha cambiado. Yo ya no dispongo de coche particular (mi pobre Xsara… donde estará… jejeje)  y el de Eva es un tres puertas, por lo que para meter todo sería un poco complicado y sobre todo incómodo. Por mi situación laboral, ahora dispongo de coche de empresa y pude pedir que nos dejaran un Citroën C4 Grand Picasso donde tendríamos espacio suficiente para ir cómodos y meter todo lo necesario.

Eva y Leire en el aparcamiento del hotel de Ginebra

Con la carta verde del seguro y la autorización para salir de España firmada, estábamos listos para partir. Lo único que es también necesario para entrar y conducir por Suiza es portar el carnet de conducir y el DNI, aunque como siempre, también llevábamos los pasaportes para posibles imprevistos.

Moneda en Suiza

Suiza no pertenece a la Unión Europea y no tiene ningún acuerdo para utilizar el Euro (y ni quieren…), por lo que mantienen la moneda que utilizan desde 1850, el franco suizo. En Abril del 2011 el cambio estaba aproximadamente en 1 Euro = 1,28 francos, por lo que en principio salimos ganando… si no fuera por los precios altos de las cosas allí. El cambio de moneda se puede hacer sin ningún problema en entidades bancarias de España o una vez se esté ya en Suiza (en la aduana tienen oficina de cambio por ejemplo). En nuestro caso, por facilidades de la empresa donde trabaja Eva, hicimos el cambio con ellos sin ningún tipo de comisión y allí ya no tuvimos que sacar dinero ni cambiar porque prácticamente todo se puede pagar con tarjeta (ojito… que cuando se paga con tarjeta te dan la opción de poder pagar con el cambio ya hecho a euros y eso conlleva una pequeña comisión). También en algunos lugares nos ofrecieron pagar con Euros, cuando no llevábamos suficientes francos, pero insisto en que es mejor pagar con su moneda (o tarjeta) para evitar cualquier comisión posible.

Transporte en Suiza

Este apartado casi ni lo habíamos mirado, pero una vez estado allí puedo decir que el transporte en Suiza es muy caro. Los metros o tranvías en las ciudades los vimos a unos precios exagerados, aproximadamente un trayecto medio en ciudad (10 min.) unos 4 francos. Los trenes entre ciudades no miramos ninguno por llevar nosotros coche, pero en el enlace siguiente de trenes en Suiza podéis ver los diferentes tipos de billetes y mirar precios de los trayectos. El aparcamiento en las ciudades es siempre de pago, en parking privados o zona azul (o al menos nosotros no vimos ninguna zona gratuita), pero esto si que no nos pareció caro y se asimila mucho a lo que cuesta en Madrid. Por poner un ejemplo, el coche en el parking del hotel entre 12 y 20 francos por día y en la ciudad los precios podrían estar entre 10 y 15 francos desde por la mañana a por la tarde. Lo que si nos parecieron caros son los teleféricos o trenes que te asciendes a los altos picos de los Alpes, donde para subir a Jungfrau o Schilthor por ejemplo te tienes que dejar más de 100 eurazos por persona.

Alojamiento escogido en Suiza

El alojamiento en suiza no es nada barato si se pretende uno alojar en el centro de las ciudades, aunque buscando bien se puede encontrar algo asequible. En nuestro caso teníamos que sumar una cama adicional al ir tres personas y hay hoteles que no te lo permiten y te hacen pagar otra habitación más. Por esto descartábamos una buena tanda de alojamientos. Pero la verdad que tuvimos que pensar poco ya que conocíamos de antemano la cadena Accor que cuenta con hoteles como el Formula1, Etap, Ibis o Novotel y que siempre están bien de precio y de instalaciones, por lo que fuimos a lo seguro. El precio de estos hoteles va ascendiendo según los he puesto aquí, siendo el Formula 1 el más asequible de todos y además se pueden cancelar hasta un día antes, por si a última hora decidiéramos cambiar de planes, que no fue el caso. Para la reserva no hay que pagar nada por anticipado y se hace el pago íntegro cuando realizas el check-in en el hotel. El inconveniente de estos hoteles puede ser su ubicación, que normalmente se encuentran a las afueras de la ciudad, pero realmente veo más ventajas que desventajas. Voy a ir analizando uno a uno los hoteles que hemos utilizado para que tengáis una referencia de como son. (Las fotografías están sacadas de las propias páginas de los hoteles)

Hotel en Ginebra

Este fue el primer hotel que reservamos con intención tan solo de pasar la noche. En nuestros planes no incluíamos visitar la ciudad de Ginebra por lo que la ubicación del hotel nos daba igual. Realmente a alguien que le interese visitar la ciudad, este hotel Formula1 no se lo recomiendo porque desde donde está no vimos transporte público a la ciudad. Se encuentra muy cerca del aeropuerto de Ginebra pero realmente está todavía en territorio francés. Las habitaciones son minúsculas pero suficientes para estar los tres y descansar del largo viaje en coche. Todos los hoteles Formula 1 tienen baño compartido pero en la propia habitación se dispone de un lavabo y televisión. Las camas están distribuidas en una de matrimonio y una litera justo encima. Lo mejor que tiene el hotel es la limpieza que hemos visto cada vez que nos hemos alojado en uno, wifi gratis en la habitación y parking gratuito. Pero sin duda el punto fuerte es su precio. La noche en este hotel nos salió a los tres por tan solo 36€.

Habitación en el Formula1

Hotel en Zúrich

EEn Zúrich seguimos con la cadena Accor pero en esta ocasión, ya en territorio suizo, no vimos que hubiera ningún formula1, así que la siguiente opción más barata son los hoteles Etap (ahora ya Ibis Budget). El hotel Etap Zúrich City West está ubicado a escasos 10 minutos andando del tranvía y del tren que te acercan al centro de la ciudad, pero andando hasta el centro se puede ir perfectamente en un paseo recto de unos 25 min. Las habitaciones son muy parecidas a las del formula1 con la diferencia en que en estas si disponen de baño privado. El WiFi es libre en la recepción del hotel y de pago en la habitación. El parking aquí ya no es gratuito y pagamos 42 francos por tener el coche dos días metido. Las dos noches de hotel con parking incluido fueron unos 267 francos, 35€ por persona y día.

Habitación del hotel Etap

Camping en el valle de Lauterbrunnen

Para quedarnos tres noches por la zona del Jungfrau estuvimos mirando en varios lugares. La ciudad de Interlaken era la que más alojamiento nos ofrecía pero ninguno de ellos nos llamaba la atención, así que nos acordamos de nuestra experiencia en Noruega donde nos alojábamos en cabañas dentro de los campings y mirando estos alojamientos decantamos por el camping Jungfrau en el pueblo de Lauterbrunnen desde donde también tendríamos accesibles numerosos puntos de interés. Pero lo mejor es la ubicación del camping ya que se encuentra envuelto entre las montañas de este precioso valle salpicado por decenas de cascadas. Sin duda un lugar perfecto y tranquilo para pasar 3 días recorriendo los alrededores. Reservamos una cabaña para 4-6 personas totalmente equipada con lo necesario —Cocina, baño completo, calefacción, sala de estar, aparcamiento y dos habitaciones independientes—. Las instalaciones del camping son buenas con sala de internet (WiFi de pago), supermercado, piscina, zona infantil y sala de televisión (este punto era importante porque en esos días se jugaba la final de la copa del Rey entre el Real Madrid y Barcelona jejeje). El precio de la cabaña durante tres noches fueron 330 francos, unos 36€ por persona y día.

Casas móvil en el camping

Hotel en Berna

En Berna pasaríamos tan solo una noche y otra vez más volvimos a tirar de la cadena Accor. El Etap Bern Expo (Ibis Budget ahora) está ubicado junto al recinto ferial al norte de la ciudad. Andando hasta el Rosengarten (un parque situado en el cerro justo antes de entrar a la ciudad vieja) se pueden tardar tan solo 10 minutos en un paseo recto sin complicaciones. Las habitaciones tienen la misma distribución que en el hotel de Zúrich y son un pelín más baratas. El aparcamiento también fue más barato (12 francos el día entero). Este hotel nos costó con aparcamiento incluido 116 francos, unos 30€ por persona.

Edificio donde están Novotel, Ibis y en las últimas plantas el Etap

Hotel en Annecy (Francia)

La última noche del viaje nos daba igual que fuera en Suiza o en Francia porque al día siguiente tempranito saldríamos pitando hacia Madrid, así que pensamos qué era lo que queríamos ver ese último día y nos cuadró dormir en la localidad de Annecy ya en territorio francés. La ciudad vieja de Annecy es realmente bonita y sería un buen final de viaje paseando tranquilamente por su maraña de calles medievales, por lo que volvimos a buscar un hotel Formula1 cercano, con la coincidencia de que en esa ciudad justo había uno. Este sí que está retirado del centro pero eso nos daba igual ya que teníamos pensado ver la ciudad antes y luego ir al hotel. El precio de esta última noche fue de 33€ los tres con el parking gratuito como es habitual en los Formula1.

Con esta corta introducción del viaje y dando ideas para alojarse, empezaré de lleno con el relato y organización de las fotos y vídeos para que sea así más ameno de leer. En el próximo capítulo os montáis con nosotros en el coche y ¡¡marcharemos a Suiza!!

Víctor del Pozo

Quizás te interese...

Tagged , , . Bookmark the permalink.

11 Responses to Pequeña guía para un viaje a Suiza

  1. btc93 says:

    Pues nada, dicho y hecho! Dije que leería la introducción y ya lo he he hecho! La verdad es que me sorprende bastante el precio del alojamiento, aunque de sobras es sabido que Suiza no es precisamente un país barato. No obstante es tan bonito que merece mucho la pena, al menos a mi me encantó!

    Pues nada, que espero montarme en el coche y marchar a Suiza! hehe

    Un abrazo, Victor!

  2. Amaia says:

    Que guay Suiza!! Tengo muchas ganas de visitar el país helvético y también Austria… pensándolo bien, de qué no tengo ganas? jajaja Bueno, espero el resto del relato que me interesa mucho para un futuro viaje, que se que algún día haré… además yo tb lo haría en coche, me encanta viajar en coche!!

  3. Helena says:

    Jolín Víctor, menuda introducción te has marcado.
    Lo de las cabañitas en los campings no lo tenía yo en mente pero la verdad es que es muy buena opción.
    Sigo pendiente de el resto de relatos (con los dientes largos…)
    Un saludo 😉

  4. bleid says:

    Completisimo Victor
    asi da gusto buscar info para un viaje, un muy buen trabajo
    felicidades y gracias por compartirlo

    un abrazo

  5. Toni says:

    Victor!

    Tengo ganas de volver a Suiza a través de tus relatos…es un viaje que recuerdo con mucho cariño.

    No te preguntaste como un país tan pequeño puede acumular tanta belleza???

    Un saludo!!

  6. victor says:

    Hola tocayo,

    Perfecta la introducción a Suiza. Mira que me hubiese gustado ir con vosotros, pero este curro esclavo que tengo…
    La cadena accor es muy buena solución, en la próxima escapada a Dublín hemos reservado con ellos.

    Un abrazo.

  7. M.C. says:

    Qué es eso de la carta verde del seguro y la autorización para salir de España firmada???? Es preciso para viajar con el coche fuera de España o de Europa? Yo es que he ido en coche a Portugal y nunca hemos llevado nada salvo el seguro. Y un día nos internamos en Francia desde el País Vasco y tampoco llevamos nada. Supongo que sería porque es la UE, no???

    Por cierto, muy buena introducción!! Deseando leer el viaje completo!!
    Saludos

  8. Dany says:

    Pues para ser “Suiza”, el alojamiento no os salió nada mal de precio no?
    Y que suerte tener la posibilidad de pillar la Picasso, yo no sé que pasará cuando me dé por hacer un viajecito de estos con mi Ford Fiesta que no cabe ná jajaja. Por cierto, al igual que pregunta M.C., cuentanos como va eso de la carta verde, porque no tengo ni idea!!

  9. Victor says:

    Buenas compañeros! Tengo muy poco tiempo y voy muy lento con el primer relato y este finde tengo comuniones… asi que no se si podré tenerlo el lunes.. pero se intentará.

    – Blai: Si que es cierto que al final no nos ha salido nada caro el alojamiento para lo que en un principio pensamos. Pero la verdad que los hoteles de Accor están muy bien y muy asequibles.. y que conste que no me pagan por hacer publicidad jejejeje…

    – Amaia: La verdad que me he sorprendido la cantidad de gente consolidadas en esto de los viajes y que aún no ha pisado este país… creo que lo vamos dejando para más adelante al tenerlo tan asequible.. Pues anímate a hacer un viaje así, que la verdad que se disfruta mucho.

    – Helena: Lo de las cabañas es una cosa que ya siempre miramos cuando hacemos viajes de este tipo. En Noruega nos salió genial y en Suiza también… a si que la próxima vez que viaje alrededor de un país seguramente lo mire también.

    – Bleid: Gracias a ti por pasarte por aquí siempre… La verdad que en la introducción podría haber metido algo más de info…. pero a lo largo del relato se irá metiendo.

    – Toni: Que si me lo pregunte? directamente alucinábamos! pero la verdad que nos lo esperábamos tal y como lo vimos.

    – Victor: Pues quedaban huecos libres en el coche!! jejeje… A Dubín si que volvía yo para verlo más detenidamente, ya que aquella vez que fui fue a ver a David y por muy poco tiempo.

    – M.C y Dany: La carta verde es un justificante del seguro que indica hasta cuando está asegurado el coche. Es simplemente un documento internacional valido para fuera de España… Normalmente para la UE no hace falta (como Portugal o Francia), aunque siempre es bueno llevarla y no cuesta nada. Solo se tiene que pedir a la compañía de seguros y te la mandan por correo. Tenéis más información en el siguiente enlace.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Carta_verde_(autom%C3%B3vil)

    Para Suiza no se si hacía falta, la verdad que creo que no… pero normalmente siempre que salgo del país con mi coche la suelo pedir porque cuesta 0€ y te quitas de problemas. Por eso tampoco me preocupo en mirar si hace falta o no.

    Bueno chicos… increíble… pero me voy a acostar (justo media noche) que hoy si que hay sueño y no voy a escribir nada…

    Un saludo a todos!

  10. Nagore says:

    Buenas…
    Mi marido y yo tenemos previsto irnos a Suiza en julio, y la verdad, tenemos muchas ganas… también hemos reservado los alojamientos en la cadena Accor, así que a ver qué tal. Hablas de que cargásteis el coche con provisiones… ¿Se puede pasar comida por la frontera? Según he leído parece que no, pero viendo que es un país tan caro, nos gustaría poder llevar comida desde aquí ya que en el coche tenemos sitio suficiente.
    Muchas gracias por tu ayuda.
    Saludos!

  11. Victor says:

    Hola Nagore! Desde que entro en vigor el acuerdo de Schengen, ya no hay fronteras que valgan… En suiza lo único que hay es un poco más de policía pero que ni te paran ni nada. Nosotros llevamos un coche grande cargado y ni nos miraron. Es la primera vez que oigo que en Suiza no se puede meter comida… tranquila que no pasa nada…

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *