Bañarse con delfines en Algarve

El viaje que describo a continuación viene motivado por una espina que mi novia tenía clavada desde hacía tiempo. Desde que empezamos a salir juntos siempre me había comentado que sus mayores ilusiones eran tres.

  1.  Visitar París y poder ver la torre Eiffel: En un cumpleaños la regalé los billetes de avión y una cena romántica por el Sena. Yo ya había estado y la estuve haciendo de guía personal.
  2. Montar en globo: Lo cual no suponía ninguna complicación, por que hay mucha oferta de este tipo, así que… nos fuimos a montar en globo.
  3. Bañarse con delfines: La madre que la trajo… Estuvo en Punta Cana y no pudo bañarse con delfines porque no la acompañó nadie… y ahora me encontraba yo con el dilema de cómo poder hacer que se bañara con ellos. Hablé con el zoo de Madrid, Oceanografic, Zoos en todas partes de España, incluso algún que otro contacto con gente que trabaja en el delfinario y nada… puffff. ¿Qué hago? ¿La monto en un avión y nos vamos al Caribe? Hasta que por fin, un alma caritativa me dijo de la existencia de un parque en el Algarve portugués llamado Zoomarine. Me metí en la página y pude leer toda la información. ¡¡¡SIII!!! ¡Lo conseguí! ¡Llevaría a Eva a bañarse con delfines!

La preparación del viaje fue tan corta como este apartado. Reservé en Albufeira las noches del viernes y sábado en el hotel Colina do Mar por 40€ las dos noches con desayuno. Es un hotel sencillito sin más, pero buena relación calidad-precio. Además de los delfines tenía pensado ir al cabo de San Vicente y a la capela dos ossos en el pueblo de Alcantarilha. Pedimos el viernes libre y a las 6 y media de la mañana salimos dirección al Algarve.

Justo en la frontera con Portugal, antes de atravesar el puente fronterizo, nos encontramos con un control policial cortando los carriles para que frenáramos haciendo un desvío en zig zag, y a mí no se me ocurre otra cosa que despistarme justo en el momento de hacer el zig. Cuando me quiero dar cuenta de hacer el zag, casi me llevo al policía por delante… Consecuencia… que a 20 metros me paró otro agente armado con fusil al que le mandaron pararme por el walky. Después de llevarme la bronca del poli (sin rechistar), seguimos hacia Portugal. (La verdad que imponía por la ametralladora… pero es que el acento “andalú” del poli no era nada serio…. jejejeje).

Visitando el pueblo de Tavira en Portugal

Pasado el puente ya estábamos en Portugal y nuestra primera parada iba a ser en el pueblo de Tavira. Estuve leyendo por internet y vi que era un pueblo bonito de conocer, así que como íbamos bien de tiempo nos dimos una vuelta para conocerlo un poco por encima. El pueblo está situado al lado del Parque Natural de Ria Formosa y dividido por el Río Gilão. Aparcamos el coche y nos fuimos en dirección al río para ver su puente romano y unas casas a orillas del rio que me “recordaron” al pueblo de Rovinj en Croacia (solo estas casas junto al rio… porque el pueblo no tiene nada que ver).

Tavira, Portugal

Rodeamos un poco el río y nos dirigimos hacia la iglesia del Carmo, que realmente no sé si es una iglesia o son dos. Tavira es conocido como “la ciudad de las mil y una iglesias” porque posee 37 templos, aunque no todos se pueden visitar. De hecho nosotros no visitamos por dentro ninguna, pero sí que entramos en unos jardines que están dentro de las ruinas del castillo, donde se puede observar una panorámica de todo el pueblo y del parque Ria Formosa.

Camino hasta el cabo de San Vicente

Ya de aquí nos fuimos al hotel para dejar las maletas y ver un poco la playa de Albufeira. El hotel como he dicho no era gran cosa pero es que el precio estaba cojonudo. Cuando llegamos estaban preparando Albufeira para el siguiente verano. En nuestro hotel estaban limpiando todo… solárium, piscinas, abrillantando el suelo de la recepción, haciendo más apartamentos en los alrededores, obras en la playa… vamos… como Madrid pero con playa… todo lleno de obras. Cogimos el coche y nos fuimos al mirador que hay para ver la playa y nos sentamos en un banco con nuestra tortilla de patatas a comérnosla mirando el mar.

Terminamos nuestro bocata de tortilla y teníamos toooodaaa la tarde por delante, así que decidimos ir al punto más al suroeste de Europa, el cabo de San Vicente. Nuestro propósito era llegar para ver la puesta de sol ya que dicen que es bonita de narices, así que para hacer tiempo pusimos en el GPS que nos llevara a Lagos, en concreto a Ponta da Piedade.

Ponta da Piedade es un paraje realmente bonito donde puedes ver como por el paso del tiempo y la erosión del agua se han creado peñascos, arcos y grutas en la roca. Realmente merece la pena descender por las escaleras que bajan hasta el agua (si el oleaje te lo permite).Puedes ver las rocas llenas de fósiles y restos de conchas. Te sientes hasta con un cosquilleo en el estómago verte encerrado entre las rocas, pensando que como venga una ola un poco tonta acabas en el agua seguro. Pero por suerte este fin de semana nos hizo muy bueno y el mar estaba bastante tranquilo. Lo mejor va a ser que os deje unas fotografías para que lo veáis.

Ponta da Piedade, Algarve

Ponta da Piedade, Algarve

Ponta da Piedade, Algarve

Después de maravillarnos con este lugar pusimos rumbo hacia el cabo de San Vicente, pero de camino me llamó la atención una fortaleza que hay justo antes de llegar. Se trata de la fortaleza de Beliche. Paramos el coche y entramos en lo que queda de ella que no es mucho. Realmente queda en pie un poco de muralla y poco más, pero vimos unos acantilados impresionantes, que no por lo alto (que lo están), si no por lo extensa que es la zona y que parece que la han recortado con un serrucho como diciendo, “Europa llega hasta aquí… y no más”.

Una puesta de Sol impresionante desde cabo de San Vicente

Pero Europa no acababa allí… acaba justo a unos cientos de metros de donde nos encontrábamos. Ya se nos estaba haciendo tarde y en el horizonte divisamos el color rojizo del atardecer con siluetas de gente que se había reunido en el mismo punto para ver la puesta de Sol. Este es un sitio espectacular lo mires por donde lo mires. Te dibujas un mapa de Europa en la cabeza y piensas que estás en un vértice exacto del viejo continente, con unos acantilados preciosos, y una puesta de sol como pocas hemos visto. El silencio inunda el ambiente solo roto por el canto de las gaviotas y el romper de las olas. Es realmente un momento para vivirlo junto a tu pareja y disfrutar del lugar. Nos quedamos hipnotizados con la belleza abrumadora del paraje, tanto que permanecimos allí hasta quedarnos solos.

Cabo de San Vicente, Algarve

Cabo de San Vicente, Algarve

Cabo de San Vicente, Algarve

Cabo de San Vicente, Algarve

Cabo de San Vicente, Algarve

Ya se nos estaba haciendo noche cerrada y volvimos al hotel para descansar de un día largo que comenzó a las seis y media de la mañana en Madrid. Eva estaba con la sonrisa en la cara todo el rato porque al día siguiente iba a cumplir uno de sus sueños tan esperados. Nos recogimos en el hotel y a dormir la mona que estábamos rotos.

Visita a Zoomarine

Los despertadores nos los pusimos a las 8 de la mañana, pero como manda la tradición en vacaciones… pues te tiras prácticamente una hora apagando el despertador mil veces y bajamos a desayunar pasadas las nueve. Salimos del hotel para estar en el parque Zoomarine en su apertura.

El parque Zoomarine abre a las 10 de la mañana y llegamos justo. Desde Madrid yo me estuve escribiendo con ellos para concretar la reserva. Toda la información la saqué de su página que viene en portugués pero se entiende.

La entrada no se incluye que son 20€ y hay que pagarla a parte para entrar, pero en verano merece mucho la pena porque el parque se divide en dos. Uno que es el zoo y otra que son piscinas para bañarse y pasar el día, con toboganes y todo.

Zoomarine

El parque es pequeño y realmente no es gran cosa… pero tiene varios espectáculos que están entretenidos como una pequeña película en cuatro dimensiones que está enfocada al mal que ocasiona el hombre en la naturaleza (unos efectos cojonudos). Hay un acuario donde puedes ver peces de todo tipo, tiburones y por fuera tienes paseos donde puedes ir viendo más animales.Zoomarine

Estuvimos viendo un espectáculo de aves tropicales y después nos sentamos a tomar algo en el bar haciendo tiempo. Teníamos que estar a las 13 horas en el punto de encuentro de la interacción y todavía nos quedaba tiempo. Fuimos a ver los estanques donde tienen a las focas y leones marinos donde pudimos ver como daban de comer a algunos. Tienen un túnel para poder verlos desde abajo.

Zoomarine

Zoomarine

Seguidamente nos fuimos a la noria…. si, si… a la noria… que este parque tiene de todo. Realmente está muy bien para venir con críos. Hay una pequeña montaña rusa, el barco pirata que se balancea, algún trenecito y una noria. Así que nos dimos una vuelta en ella… bueno dos…  porque fue lo que tardó en decirnos que nos bajáramos… Ha sido el viaje en noria más corto de mi vida.  Ya nos podría haber dejado un poco más porque estaba el parque prácticamente vacío.

Zoomarine

Bañarse con delfines en el Algarve

Bueno… pues ya llegaba el momento. Nos dirigimos hacia el punto y empezaron a pasar lista para asegurarse de que estábamos todos. Nos dijeron que los grupos como máximo serían de 12 personas divididos en dos grupos de 6, pero al final fuimos 8 personas en total y fueron 4 en cada grupo. Cada persona que hace la interacción puede invitar a ver el baño con delfines a dos personas, las cuales pueden en todo momento hacer fotografías y video personales, siempre desde una línea de seguridad que te marcan. A las 13 y cuarto entraron para dar la clase teórica y la preparación para el baño y mientras yo hice tiempo viendo un espectáculo de aves rapaces ya que a nosotros nos dejaban entrar pasada una media hora. Ya cuando entramos nos encontramos con una piscina dividida y unos 6 delfines nadando a sus anchas. Nada más entrar se pusieron a chillar y se arrimaron a los bordes de la piscina como queriéndonos saludar (… Bueno… más bien pidiendo algún pescado a los monitores que nos acompañaban).

Bañarse con delfines

Al rato salieron todos vestidos de neopreno y se presentaron a los monitores. Los monitores son portugueses y hablan también en inglés. Eva era la única española y no tuvo ningún problema en entenderles porque además los monitores se defendían bastante bien en español. La iban traduciendo prácticamente todo personalmente.

A continuación os hago un resumen de lo que hicieron durante aproximadamente 30 minutos que dura el baño con delfines acompañado de fotos de cada momento. Las fotos están casi todas de espaldas porque el truco estaba en eso. Ellos hacen un pequeño reportaje fotográfico y un video para que luego si quieres lo compres.

Bañarse con delfines

Empezaron con la presentación del delfín (se llamaba Dino) que iba a estar con los 4. La primera monada fue que se dieron un beso de bienvenida y ¡¡el animal mazo de gracioso!! Después de las presentaciones te enseñan lo explicado en la clase teórica como los tamaños, dientes, sensibilidad del animal, etc… Pero ahora con el delfín delante.

Después te muestran como le puedes decir que haga cosas con los movimientos de los brazos o sonidos. En este caso le dijeron que saliera nadando y se subiera a un poyete. Seguidamente vuelven a estar junto al delfín explicando más cosas. Puedes tocarlo en todo momento.

Bañarse con delfines

Bañarse con delfines

Después llega el momento del book fotográfico con él. Uno a uno se van poniendo delante de la cámara con el animal al lado y posando los dos para las fotos. Eva decidió salir en la foto abrazándole, pero puedes salir como tú decidas. Le daba tantos besos al delfín que el monitor le preguntó que si tenía novio y que si estaba allí porque me podría molestar… jejeje.

Bañarse con delfines

Luego se van colocando para un trayecto a lo largo de la piscina de tres maneras a elegir. Una encima de la tripa del delfín (normalmente los niños que pesan poco), otra encima de una tabla y dos delfines te empujan por los pies a toda leche y la que eligió Eva fue agarrada a dos delfines, uno a cada lado.

Bañarse con delfines

Después de esto hacen un ejercicio con ellos en medio de la piscina. A Eva le tocó “bailar” con el delfín dando vueltas… jejejejeje… la verdad que mola verle imitando lo que haces. Luego, te vuelves a reunir para dar los últimos comentarios….

Bañarse con delfines

Bañarse con delfines

Y al final del todo se junta el grupo entero para despedirse. Un detalle que hicieron fue el de cantar el cumpleaños feliz a una de las niñas que cumplía años y lo hicieron en portugués, inglés e incluso en español (Muy simpáticos la verdad). El animal hacia lo que podía y empezaba a chillar con ese sonido que hacen y a salpicar en el agua… Parecía uno más cantando. Después, el delfín iba pasando uno por uno despidiéndose dando besitos y seguidamente los dos se dirigieron al centro de la piscina para agitar la cola y dar un “hasta pronto”.

Bañarse con delfines

Fue emocionante ver la comunicación del hombre con el animal y desde luego Eva salió encantadísima de la experiencia. Le duró la sonrisa varios días jejeje.

Ya fuera te pasan a una sala que tienen y te invitan a un café o refresco junto a algunas galletas Cuétara (Todo un detalle). Tienen un punto donde al cámara le dices si quieres reservar uno de los videos o las fotografías. La oferta no es cara. Te hacen una presentación en una tarjeta grande con 5 fotos (una de ellas en grande) con un diploma de asistencia dentro. El coste era de 15€ y merece mucho la pena, porque ya habéis podido ver las fotos que pude sacar yo (que me teníais que haber visto en una mano con la de fotos y en la otra con la de video…). Estas son alguna de las fotos que sacan ellos.

Bañarse con delfines

Bañarse con delfines

Bañarse con delfines

Luego como detalle además le dieron a Eva la toalla con un relieve de delfines y la publicidad de Zoomarine y unas chanclas que están muy bien.

Al terminar todo, pasamos a ver el espectáculo de delfines que hacen justo al lado, donde te quedas alucinado con las cosas que hacen los delfines !!!Hasta bailan la lambada!!!! jejejeje. A diferencia de otros espectáculos que habíamos visto, este se basaba más en la compenetración de los delfines con sus adiestradores. Casi daban más saltos los chicos que los propios delfines.

Bañarse con delfines

Comimos en uno de los merenderos del parque unos sándwiches que nos llevamos y nos despedimos del parque. Fue una experiencia inolvidable para Eva y también para mí (teníais que ver la cara que llevaba).

Capilla de huesos en Alcantarilha

Pues ya comidos y bañada Eva, me tocaba mi turno. Nos fuimos directamente a Alcantarilha a visitar la Capela dos Ossos. Llegamos al pueblo y aparcamos un poco a las afueras para ir andando hasta la iglesia. Como ya iba de preaviso, no me metí en la iglesia y me dirigí al lateral de la misma y allí estaba, abierta de par en par. Nunca había estado en un sitio así y la verdad que impresiona. Aunque sea muy pequeño (apenas serán 5 metros cuadrados), el verlo todo recubierto de huesos da una sensación de macabro alucinante. Se encontraba en “buen estado” aunque los cráneos más cercanos a la puerta estaban más deteriorados e incluso nos encontramos algún trozo en el suelo. Abrimos la pequeña valla para podernos hacer alguna foto.

Capela dos Ossos de Alcantarilha

Capela dos Ossos de Alcantarilha

Capela dos Ossos de Alcantarilha

Capela dos Ossos de Alcantarilha

Visto lo visto, en algún futuro viaje que haga a Praga, intentaré hacer una excursión a Kutna Hora y poder ver su osario.

Puesta de Sol en el Algarve portugués

Después nos dimos una vueltecita por el pueblo que no tiene mucha cosa más y nos fuimos hacia el coche para ver que podíamos ir a hacer. Le comenté a Eva que había otro sitio así en Faro y que podíamos ir a verlo. Me dijo que vale, pero no muy convencida, así que nos fuimos a ver otra puesta de sol, en este caso a Portimao, a Praia da Rochas. Llegamos y dejamos el coche en el mismo paseo que hay al lado de la playa (como mola esto de ir en épocas no vacacionales) y nos fuimos al mirador. Desde allí pudimos observar otra puesta de sol en una playa que destaca por sus peñascos.

Praia da Rochas

Praia da Rochas

Solo quedaban en la playa unos cuantos chavales intentando coger alguna que otra ola con sus tablas, inútilmente porque no había mucho oleaje. Nos dimos un paseo por la orilla en una playa solitaria e invadida por rocas que salían a la superficie. Un momento para enmarcar. Como siempre os dejos unas fotos que valen más que mil palabras.

Praia da Rochas

Praia da Rochas

Praia da Rochas

Praia da Rochas

Nos subimos para dar un paseo y anduvimos por la calle que está llena de bares y tiendas de suvenires, pero como no estábamos en época vacacional, había muy poco ambiente y la mayoría de tiendas estaban cerradas o estaban cerrando.

El pollo al “Piri Piri” de Portugal

Estuvimos pensando en cenar algo por allí y me vino a la cabeza un comentario que leí en Internet que para comer pollo al “piri piri” el mejor sitio era Guia porque tenía más oferta hostelera. Así que como Guia quedaba al lado de Albufeira donde estábamos alojados nos fuimos para allá. Al llegar a Guia y meternos por una calle desde la carretera comarcal empezamos a ver restaurantes por todos los lados. En cuestión de 3 calles pequeñas vimos 6 restaurantes a cual más vacío. Solo se veía alguna pareja cenando o tomando algo en la barra. El primero que nos encontramos tenía un pollo en la puerta y anunciaba en grande “PIRI PIRI”. Así que viendo los demás, nos decantamos por ese que además tenía chimenea y se estaba bien a gusto. Nos sentamos en una mesa y seguidamente el camarero nos trajo unas aceitunas y unas mantequillas con pan para untar (mira tú que detalle) pero después en el carta vimos que las dos cosas que nos trajo tenían un precio. Y es que nos jode que sin pedir nada te lo traigan como si te invitaran y se lo preguntamos al camarero (pero yo ya me había comido 4 aceitunas… mi debilidad). Nos dijo que sí, que cuesta casi 1€ el bol de aceitunas y 1 y pico por ración de mantequilla, “usease” que si no le preguntamos nos cobran casi 4 euros porque sí. Nos dijo que si no lo queremos no lo comamos y no lo cobra (veríamos si no lo hubiera cobrado) y le dijimos que se lo llevara, pero el muy mamón dejos las aceitunas por que vio cuatro huesos en la mesa (bueno… dejémoslo estar).

Le pedimos un pollo para los dos dividido en dos platos distintos porque a Eva no le gusta el picante y el piri piri es eso… picante. A mí como me encanta, le dije que echara el que no le pusiera a Eva y además le pedimos una ensalada de tomate con cebolla y mogollón de aliño… que se me está cayendo la baba escribiendo esto ahora. Todo esto acompañado con patatas fritas y una cerveza bien fresquita.

Terminamos de cenar y nos fuimos directos al hotel. Nos pegamos una duchita y nos pusimos a ver un programa en la televisión de cámaras ocultas. Creo que se llamaba “fuera la crisis” o algo así. También lo suelen poner aquí en telemadrid pero no dura nada, sin embargo allí duraba más de una hora y además lo pusieron las dos noches que estuvimos. Nos teníais que ver a los dos despollándonos de la risa.

Mercados dominicales de Portugal

Bueno, pues ya se acababa nuestro fin de semana largo en el Algarve y teníamos que regresar a Madrid. Nos levantamos prontito para desayunar y poder aprovechar para hacer algo. Me estuvo comentando Eva que en Portugal solían poner mercadillos por las calles y ya que era domingo podíamos aprovechar para ir a alguno. La comente de ir a Faro para ver la capela dos ossos de allí y que seguro veríamos algún mercado de camino, y así hicimos. Recogimos todo y nos fuimos dirección a Faro. Y como previmos, en el aparcamiento del estadio de futbol del Algarve vimos un mercadillo.

Nos metimos y aparcamos el coche. No era muy grande pero era digno de ver. Se “parecía” al antiguo Cascorro de Madrid. Se vendía cualquier cosa, y cuando digo cualquier cosa es porque te podías encontrar con cromos antiguos, lavabos, grifos, libros, tocadiscos, tubos de escape, pájaros y cualquier cosa que te pudieras imaginar.

Mercado en Portugal

Mercado en Portugal

Eva se compró unos pendientes por 1€ y le dieron un monedero mazo de chulo para guardarlos. Además nos llevamos unas pelotas de tierra que son caras (tipo señor potato) y que las riegas y le crece el césped… digo pelo… jejejeje (es que Eva tenía eso de pequeña y le hizo ilusión verlo otra vez).

Ya desde allí puse el GPS para que nos llevara a la capela dos ossos de Faro y me dejó en la misma puerta. Aparcamos y nos encontramos otro mercado en la misma plaza que hay en frente de la iglesia, pero este era más artesanal y de productos gastronómicos de la zona.

La puerta principal de la iglesia estaba cerrada y nos dimos un rodeo alrededor de la iglesia buscando alguna entrada. Pensamos que lo mismo no era allí y vimos otra iglesia un poquito más hacia abajo. Cerrada también… Preguntamos a una mujer por la capela dos ossos y nos dijo que era la primera que habíamos visto, pero que seguramente estuviera cerrada y abrieran luego sobre las 15:30 horas. ¿Una iglesia cerrada un Domingo a las 12 de la mañana? Pues sí, mi gozo en un pozo. Me tenía que ir de Faro sin ver la capilla. Simplemente pude fotografiar su iglesia !!!CERRADA UN DOMINGO A LAS 12 DE LA MAÑANA!!!

Bueno, pues ya sin más, cogimos el coche y nos pusimos rumbo a Madrid que todavía nos quedaba un ratito. Por el camino me encontré con un monumento muy curioso. Se trata del monumento al tomate en Miajadas y le hicimos una fotografía porque me parecía muy de curioso.

Pues ya se nos acabó. Ha sido un fin de semana para quitar el mono de viajar (que ahora por la crisis… habrá que limitarse a estas escapadas), y además matamos dos pájaros de un tiro. Eva se pudo bañar con delfines y yo conocí el Algarve (al menos un primer contacto), que tenía muchas ganas de ir por esas tierra lusas…. Desde luego un viaje que recordaremos siempre.

Victor del Pozo

Quizás te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Pingback: CON-DELFINES-EN-ALGARVE : Sysmaya

  2. Makaveli, le he hechado un ojo muy por encima…pero recuerdo que entré no hace mucho. No tengas manías porque está muy bien!!!

    Un abrazo!!

  3. Hola campeón,

    Había entrado a tus diarios en Los Viajeros pero no aquí. Y está muy bien, tío!

    He cambiado el enlace que había puesto en el artículo de la kedada. Ahora redirige directamente aquí.

    Bueno niño, ya sabes que tenemos que montarme algún plan tipo terror o incluso weekend viajero! Espero que Eva se lo haya pasado genial en París.

    Un abrazo,

    Sele

  4. Hola !!

    Del artículo de la Kedada me he venido directa para aquí , con el enlace que ha puesto Sele, y qué menos que dejarte un mensaje para animarte a que sigas escribiendo. No me ha dado tiempo a leerlo todo, pero lo haré. Me repito, pero es verdad, está muy ,muy bien.

    Ya nos veremos por ahí , con tanto plan viajero que tenemos en mente todos.

    Un beso

  5. Hola!!!
    Tengo que decirte que uno de mis sueños también era bañarme con delfines (paris ya lo hice y el globo lo tengo el sábado ;P) y mi novio me ha sorprendido este finde llevandome al Zoomarine. Por lo visto vió tu historia y la hemos seguido casi al pié de la letra. Ha sido realmente impresionante. Repetiría sin dudarlo!! Muchas gracias y espero que no te haya molestado el copieteo!!

    Un saludo para tí y para EVa!!

  6. Hola:
    Estoy preparando ir al Algarve este verano , por aquí descubrí lo de bañarse con delfines que los críos y Yo queremos .¿Serías tan amable de darnos sugerencias y detalles de este parque?.
    Muchas Gracias

  7. hola, soy jenny, mi sueño es nadar con delfines y tras leer este estupendo blog me voy a animar a ir al algarve el puente de mayo y quería saber si podrías solucionarme un par de dudas. se puede ir a nadar con los delfines aunque el tiempo no acompañe mucho? es que la previsión meteorológica no es muy buena,jeje. y bueno no se me ocurre nada más que preguntar, solo que sepas que me encanta tu blog y como cuentas los viajes, ojalá yo me animara a viajar tanto!!!! saludos

  8. Hola Jenny! No tendrás ningún problema aunque esté lloviendo ya que la actividad se hace dentro de una piscina cubierta, pero como siempre digo a todo el mundo, lo mejor es que contactes con ellos para que te resuelvan cualquier duda ya que yo hace bastante tiempo que fui y seguramente ya hayan cambiado cosas, precios y más…

    Espero que disfrutes de tu experiencia!!

    Un saludo!

  9. Hola soy Noelia, hace unos años me bañe con delfines en Rivera Maya, tengo una hija de 7 años y me dice que ella también quiere, aún no le he dicho nada, tampoco se si va a poder ser por temas de trabajo, pero este año la quiero llevar al Algarve, el problema es que vivimos en Canarias, no se si ir en avion hasta Sevilla o a Madrid, me imagino que Sevilla es mucho más cerca, pero creo que Madrid tiene más vuelos. Me encantaría poder hacerle este regalo a mi hija y a mi marido…yo pensaba quedarme hacerles las fotos…pero leyendo tu diario…me meto yo tambíén en la piscina jajaja.
    Tu diario no puede estar mejor explicado……
    Lo único dime que zonas me recomiendas para alojarnos, yo prefiero cerca de la playa y no muy turística.
    Y Eva tiene mucha suerte al tener un novio como tú……FELICIDADES

  10. Buenas Noelia! Pues lo de los vuelo todo depende de los precios y si te cuadran las fechas como dices. El coche lo tendrás que alquilar igualmente, aunque desde Madrid a Sevilla ya son 5 horitas….

    Yo la verdad que ahora me arrepiento de no haberme bañado con ellos aquel día… pero bueno, son cosas que si se vuelven a plantear, pues se hacen en una segunda ocasión…

    El tema de alojamiento es más complicado que te aconseje porque yo busqué un hotel para dormir y no me importaba el lugar…. Pero si buscas algo no turístico en Algarve… es complicado. La zona de Portimao es muy bonita (y turística) o Carvoiero también tiene muy buena pinta y más tranquila seguramente… aunque este último lugar no lo visité.

    A ver si al final podéis hacerlo y me contáis a la vuelta como os fue!!

    Un saludo!

  11. Hola victor!! He leido tu experiencia y mi sueño tambien es bañarme con delfines!! Solo que me gustaria saber cuanto te costo la entrada al parque y poder bañarte con ellos!! Saludos

  12. Hola Víctor, me gusta mucho tu blog, no tanto ésta entrada donde hablas del baño con delfines. Evidentemente aquí en España no encontraste lugares dónde nadar con ellos porque está prohibido. Con tu permiso, dejo el siguiente enlace para más información para posibles usuarios de Zoomarine. Gracias! http://www.sosdelfines.org

    • Hola María.

      Muchas gracias por tu comentario. Llevas toda la razón (salvo que está prohibido en España porque luego he visto varios lugares donde lo hacen, Torrevieja por ejemplo). Decirte también que desde el 2011, donde montamos en camellos en Mongolia, no he vuelto a hacer ninguna actividad más con animales. Incluso me suelo negar a montar en caballo. Desde hace ya un tiempo soy muy restrictivo en realizar actividades con animales. Lo que haya podido hacer en el pasado, hecho está… bien o mal. No se puede remediar ya. La cuestión es aprender e ir tomando conciencia con el tiempo respecto a ciertas acciones con animales o personas.

      Un saludo y muchas gracias de nuevo.

  13. Hola,

    Después de leer la entrada iba a convencerles para no volver a repetir la experiencia con delfines. Pero acabo de leer tu último comentario sobre la toma de consciencia por la protección de los animales.

    Un gran abrazo