Nuestra llegada al Lago Sandoval

No veíamos el momento de salir de viaje. Eso nos pasa siempre, me imagino que como a todo el mundo. Los tres meses que teníamos por delante desde que reservamos los vuelos se nos estaban haciendo eternos. Pero al final todo llega. Y tras llegar aquél esperado día y 12 horas de vuelo, aterrizamos en el aeropuerto internacional Jorge Chávez de Lima bajo una nube gris de calor. Al final va a ser cierto eso de que en Lima es difícil ver el cielo azul. Esto acentuaba más aún el bochornazo que nos encontramos nada más llegar. Habíamos cruzado el ecuador por primera vez y ahora estábamos en el hemisferio sur del planeta. Cuando en España aún no había comenzado el verano, aquí estábamos en pleno otoño. Pero un otoño más caluroso de lo normal según nos decían.

Lago Sandoval

Teníamos que esperar unas tres horas hasta que saliera nuestro siguiente vuelo, porque no nos íbamos a quedar en Lima. Nuestro viaje por Perú comenzaría en la selva Amazónica. De dormir en Madrid, a dormir en la selva. Menudo contraste.

Mirando por Internet sobre qué zona visitar de la Amazonia peruana nos decantamos finalmente por la reserva nacional de Tambopata, tanto por precio como por situación. También teníamos la opción del Parque Nacional del Manu, pero viendo los precios que se manejaban, lo descartamos casi desde el principio. Por lo que al final nos dejamos guiar por nuestros amigos Chavetas y su viaje a Perú del 2010 y nos decantamos por ir al mismo sitio. Al Lodge del Lago Sandoval, el único alojamiento que se encuentra a pie del impresionante lago en la selva de Tambopata.

Lago Sandoval

Situación de Puerto Maldonado y Lago Sandoval en Perú

Reservar excursión al lago Sandoval en la selva de Tambopata

Habiendo decidido ya el lugar de la selva que queríamos visitar, solo teníamos que buscar los medios para llegar a él. Lo primero eran los vuelos. Teníamos que buscar alguno que saliera desde Lima a Puerto Maldonado poco después de que llegáramos nosotros a la capital, y luego la vuelta desde Puerto Maldonado a Cuzco tres días después. Las dos compañías que teníamos para elegir eran TACA y LAN, que son las dos compañías fuertes que hacen este trayecto todos los días. Finalmente nos decantamos por TACA que salía más barata y los horarios nos venían mejor, pero la duda era de si reservarlo a través de su página o no, y os explico… El problema que hay es que por el simple hecho de ser extranjero, el billete de avión que suele costar sobre los 100$, pasa a la no menospreciada cifra de 250$ (solo ida), y este dato no te lo dejan muy claro en la página de TACA y corres el riesgo de equivocarte. Por lo que finalmente decidimos reservar los vuelos con Edreams, una agencia que conocíamos y que nos daría el precio exacto para no residentes en Perú y que además nos dejaba coger directamente el vuelo de vuelta a Cuzco con su buscador de “multidestino”. En total se nos ponía la broma en 310$ (250€) cada uno.

Lago Sandoval

Tras coger los vuelos el siguiente paso era elegir la agencia con quien contratar la excursión hasta el Lago Sandoval, ya que al estar ubicado en una reserva nacional protegida, el acceso a él sólo se permite si se va acompañado de un guía oficial. Nosotros miramos varias, pero al final nos decantamos por InkaNatura Travel que fue la única que nos contestó a los correos, aunque tardaron casi una semana en hacerlo… (en ese sentido alucinaba con la parsimonia peruana y me llegaba a poner hasta nervioso). Finalmente contratamos con ellos la excursión de 3 días/2 noches y pagamos mediante transferencia bancaria la tampoco menospreciada cifra de 325$ por persona, 522€ los dos. Eso sí… con todas las comidas, actividades, traslados y un guía personal todo el día.

Lago Sandoval

Pinchar sobre el mapa para verlo en Google Maps

Y esta fue nuestra duda antes de reservar nada… ¿Gastarnos un total de 1000€ en tres días? Nos parecía una pasada, sobre todo los vuelos… pero al final nos liamos la manta a la cabeza y tiramos para adelante. ¡La experiencia podía ser bonita!

Nuestra llegada al Lago Sandoval

Tras una escala en Cuzco sin bajarnos del avión, llegamos al aeropuerto Padre Aldamiz de Puerto Maldonado donde nos estaba esperando John, nuestro guía para los siguientes tres días. Era un chaval de unos 25 años que se dedicaba a ser guía turístico desde hacía poco tiempo, pero que desde luego podría dar más de una lección a muchos otros guías que nos hemos encontrado en otros lugares de Perú. La manera de contar las cosas, el interés que ponía para todo y la forma de hablar tan cercana, hizo que estuviéramos tan a gusto con él que parecía que le conociéramos de toda la vida. Un poco tímido al principio, eso sí, pero muy natural y sincero en todo lo que hacía.

Lago Sandoval. Aeropuerto Padre Aldamiz

Aeropuerto Padre Aldamiz

Nos montamos en una furgoneta y nos desplazamos hasta las oficinas de InkaNatura en Puerto Maldonado donde nos dieron de comer arroz chaufa envuelta en una hoja y nos repartieron las botas de agua que seguro nos vendrían genial para andar por allí… y más viendo la chupa de agua que nos empezó a caer justo en ese momento. Una tormenta tropical de esas que van y vienen pero que parecía que se acababa el mundo ¡Con el buen día que nos estaba haciendo!

La tormenta paró durante el trayecto en coche hasta el puerto desde donde zarparíamos, pero una vez estábamos en aquel bote surcando el río Madre de Dios, nos cayó otro aguacero de mucho cuidado que pensábamos que teníamos que empezar a achicar agua de la barca en cualquier momento. Nuestra primera visión de la selva no llegaba más allá de 200 metros y los árboles eran una simple masa gris indefinida a ambos lados del río.

Lago Sandoval

Pero con la misma rapidez que llegó la lluvia, así se fue, y cuando llegamos al pequeño embarcadero desde donde continuaríamos andando, salió un sol espléndido que nos acompañó durante toda la travesía por mitad de la selva.

Lago Sandoval

Cartel que nos avisa que hemos llegado al centro de interpretación del Lago Sandoval, donde hay que firmar el acceso con pasaporte en mano y que además te lo pueden sellar con la imagen del lago.

Lo que nos esperaba a continuación serían tres kilómetros andando por una trocha encharcada y alucinando a cada paso que dábamos. Estábamos en mitad de la selva y no me lo podía creer. Ya sé que puede ser una tontería, pero dentro de nosotros notábamos que estábamos en un sitio muy diferente a cualquier otro lugar que hubiéramos conocido antes. Las plantas, los ruidos, los árboles… todo era como me lo había imaginado. No nos estaba decepcionando para nada.

Lago Sandoval

Cogimos un bote a remo y navegamos por un estrecho canal que me recordó a cuando era niño y montaba en las barcas del parque de atracciones de Madrid, aquellas que iban con cable y que siempre le daba al elefante de cartón piedra por echar agua justo en el momento que pasabas. Pero ahora en Perú aquello era real. Sabía que no iba a aparecer ningún elefante, ni ninguna tribu con sus lanzas, pero aquella vegetación inundada era tan real como yo. Aquellos árboles tenían vida de verdad. Debajo del agua había peces auténticos nadando y los sonidos que oíamos eran tan reales como la vida misma.

Lago Sandoval

Lago Sandoval

Finalmente desembocamos en el impresionante Lago Sandoval. Creo que no olvidaré nunca aquel momento. Nada más penetrar en las inmóviles aguas del lago y vernos rodeados de cientos de palmeras aguajes que sobresalían de una espesa vegetación, llegas a darte cuenta rápidamente que ahora eres tú el intruso en medio de aquel espectáculo natural.

Lago Sandoval

Lago Sandoval

Lago Sandoval

Os dejo un vídeo de ese momento para que os hagáis una mejor idea del lugar.

No se oía nada salvo el golpe del remo en las aguas, pero si agudizabas el oído, realmente no parabas de escuchar cosas. Sonidos de la naturaleza como el movimiento de las ramas agitadas por una bandada de monos ardilla que nos sorprendieron a todos. Saltaban de rama en rama desplazándose a orillas del lago y mirándonos de reojo curiosos por saber quiénes eran sus nuevos visitantes.

Lago Sandoval

El lago Sandoval tiene forma de media luna y se formó en una de las muchas crecidas y bajadas del río Madre de Dios. Realmente la curvatura que vemos del lago es un antiguo meandro del río que con el tiempo se ha quedado aislado del cauce. Por ese motivo no es un lago muy profundo y en su mayor desnivel solo alcanza algo más de 3 metros de profundidad. Pero subido en aquella barca el lago parecía mucho más profundo de lo que es, ya que las oscuras aguas no dejaban ver más allá de 5 centímetros en su interior.

Lago Sandoval

A los 30 minutos navegando llegamos hasta el pequeño embarcadero del alojamiento. Solo quedaba subir unas escaleras y encontrarnos con lo que sería nuestra casa por los siguientes tres días. Porque la verdad que nos sentimos como en casa. John nos llevó hasta nuestra habitación y nos explicó el funcionamiento del Lodge. Por ejemplo, que solo tendríamos electricidad en tres franjas horarias, que todas las puertas se tenían que cerrar para tratar de que no entraran animales, las horas de la comida y las actividades que haríamos estos días.

Lago Sandoval

Sandoval Lake Lodge

El lugar era como estar viviendo en la casa de Tarzán pero sin taparrabos y solo nos faltaba la mona Chita para que estuviera completa la familia. Antes del anochecer nos fuimos al mirador que hay junto al Lodge y observamos una de las mejores puestas de sol que hemos visto jamás. El agua parecía teñirse del color del cielo y este parecía que iba a empezar a arder en cualquier momento.

Lago Sandoval

Cenamos con John en el comedor comunal del Lodge y después hicimos una ruta nocturna por los alrededores para ver insectos, pero de esto ya hablaré en el próximo relato. Antes de medianoche nos fuimos retirando a nuestros dormitorios ya que el día había sido largo y cansado. Las habitaciones de este Lodge están provistas de baño con ducha y agua caliente y la verdad que poca cosa más necesitaríamos. Dos camas con sendas mosquiteras para evitar intrusos a por la noche y un techo comunal que nos resguardaba a todas las habitaciones por igual. La verdad que yo andaba un poco preocupado por el tema de encontrarme algún arácnido en el cuarto, ya que aunque todo estaba limpio, estando donde estábamos podía ser de lo más normal. Pero gracias a dios no vi ninguna araña y solo esa noche tuve la visita de un saltamontes como mi mano de grande que se posó en mi mosquitera y cuyas sombras le hacían parecer un caballo de grande. Cuando volaba y se chocaba con la mosquitera parecía que me iba a tirar el chiringuito, pero bueno… no era una araña y podía dormir tranquilamente.

Lago Sandoval

Ya sabéis que no soy muy dado a hacer fotos de los alojamientos… y la única que tengo de la habitación es esta, donde se puede ver un poco lo sencilla pero acogedora que es.

En los siguientes artículos os contaré nuestra experiencia completa en este lugar ya que lo de hoy ha sido tan sólo para ir calentando motores y dar algo de información de cómo llegar hasta este paraíso selvático que es el Lago Sandoval.

Víctor del Pozo

Quizás te interese...

Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

21 Responses to Nuestra llegada al Lago Sandoval

  1. Genial entrada y, sobre todo, IMPRESIONANTES FOTOS maka! Muchas gracias por nombrarnos. Espero que os haya gustado la experiencia.. En unos días decidiremos cuando vamos a Madrid, ¿como veis unas cervecitas? Sería para finales de mes seguramente…

  2. Dany says:

    Que maravilla poder estar en medio de esa selva, aunque llegar no es fácil veo que os mereció la pena. El vídeo navegando en el bote es al más puro estilo explorador jejeje!

  3. Javier says:

    Como siempre muy buena entrada. Nosotros dudamos mucho la visita a la selva pera sabes que al final nos decidimos por Bolivia. Nuestra idea es volver algún día a Perú para conocer el norte y la selva. Asi, que estaremos pendientes de estos relatos. Por lo pronto promete mucho,mucho….
    Saludos
    Javier y Deborah

  4. Carol says:

    Qué pasada. Vaya paisajes y vaya fotazos. Seguro que os mereció la pena el calvario, el precio de los aviones… Si es que hay cosas en esta vida que no tienen precio! Me ha encantado el video de cuando entrasteis al lago, se ve que es un momento muy especial.

    ¡Saludos!

  5. Helena says:

    Ahora me explico el precio de nuestro viaje a Perú, si solo la zona de la selva cuesta 1000 euros… Pero yo creo que es una cosa bonita que hacer y más si, tal y como me pasaba a mí, no se ha estado nunca en la selva. El Lago Sandoval a mí me resultó precioso, cómo mirabas para un sitio y había un tipo de vegetación y en el margen opuesto cambiaba el tipo de árboles. Y de la fauna, para qué hablar (y eso que yo no vi nutrias).
    Información muy útil, la que has dado. Ahora a ver lo que nos cuentas de las excursiones.
    Un saludo 😉

  6. Menudo inicio de viaje más espectacular!! Desde luego yo también hubiera preferido el Lago a la gran urbe de Lima, nada que ver vamos!!

    Saludos!!

  7. Belén says:

    Víctor, tengo que admitir que leyendo tu relato me he emocionado al recordar el tiempo que pasé en la selva amazónica peruana, tres meses increíbles de mi vida que nunca olvidaré. Una pena que en mi blog no pude poner muchas fotos porque por aquel entonces casi todas mis fotos eran en diapositiva, pero hice fotos preciosas de la selva. Es un lugar diferente de cualquier otro sitio donde hayas estado, no creo que haya un sitio en la Tierra donde la naturaleza reine con tanto esplendor. Y viendo la foto del atardecer recuerdo los muchos atardeceres que allí contemplé con ese cielo rojo que no puedes ver en ningún otro sitio, simplemente mágico. Esperando a que nos sigas contando lo que viste por allí, que aunque sean sólo tres días, en la selva da para mucho y siempre parece que fue más.

    Un abrazo!

  8. Babyboom says:

    Veo que tu primera prueba de fuego contra los arácnidos fue superada de sobra, jejejeje. Un lugar espectacular lleno de naturaleza, me ha encantado la puesta de sol!!! Un abrazo y espero tu siguiente entrega a ver qué tal!!! 😉

  9. Fran Soler says:

    Es leerte y darme unas ganas locas de irme a esos sitios!!! Tremendo lugar en plena naturaleza Víctor!! Perú es un destino que está en mi top ten de futuribles!!! Un abrazo

  10. M.C. says:

    Madre mía qué caro es Perú! No me imaginaba que fuera todo tan caro!! Qué barbaridad!!! Pero eso, por las fotos, veo que mereció mucho la pena el desembolso!!!
    Un abrazo

  11. Victor says:

    Buenas a todos!!!

    – Chavetas, que mínimo que nombraros si la idea inicial fue vuestra. Cuando lo leí en su día era una de esas opciones que siempre se dice… “para cuando vaya a…. voy a hacer esto…”. Las cervezas cuando queráis.. pero yo voy a estar fuera hasta el 26. Ya nos vamos diciendo…

    – Dany, pues llegar no es que sea lo más cómodo, pero el peor trago lo pasan los chavales que llevan el equipaje. No lo he comentado, pero la verdad que es para hacerlo. No veas como cargaban con los carros llenos de equipajes y por medio de esa trocha encharcada. A mi me daba un palo que te cagas…

    – Javier, sabes que a mi me pasaba lo mismo y es de lo que estuvimos hablando… al final preferí quedarme todo el tiempo en Perú y hacer otro viaje distinto por Bolivia… La verdad que las dos opciones son buenas, asi que a gusto del consumidor jejejeje…

    – Carol, pues es lo que digo… que nos tiramos trabajando 11 meses al año y, en nuestro caso tampoco hacemos mucho gasto durante el año, que luego en vacaciones podemos permitirnos alguna cosa así… y vaya que mereció la pena!.

    – Helena, a mi me ha pasado lo mismo ahora a la vuelta… que no veo tan caro esos viajes a Perú por 2.500€… aunque quizás no son tantos días… pero ahora lo entiendo… Nosotros fauna tampoco vimos mucha, ya lo iré contando, pero las nútrias tampoco las vimos y por ejemplo los caimanes, de noche y mal… Eso sí… insectos los que quieras jejeje.

    – Anna, pero nada que ver… y eso que a mi Lima si que me ha gustado y sobre todo porque en Lima tuvimos una de las mejores experiencias del viaje con los leones marinos… Pero me sigo quedando con esto…

    – Belen, pues me acordé de ti… sobre todo cuando nos ibamos el tercer día y pensaba que tu te habías quedado tanto tiempo… yo me hubiera quedado, la verdad. En unos días coges el ritmo de la selva y te acaba gustando jejeje… Los atardeceres son la caña… de lo mejorcito que hemos visto.

    – Baby… pues la primera prueba de fuego superada… pero en el siguiente capitulo verás como no está tan superada jejejeje… He escrito un pequeño artículo sobre la aracnofobia en estos sitios y del paseo que dimos por la noche…

    – Fran, Perú está siempre a la vista de cualquier viajero como vosotros, pero si que es cierto que los precios de los billetes echan para atrás a cualquiera… A ver si se dan cuenta que poniéndolos más baratos, iremos todos por allí a dejarnos la pasta!!

    – Mari Carmen, no es que Perú sea caro.. es que en las zonas turísticas se pasan con los precios y se aprovechan de ellos como en todas partes, pero en Perú a lo grande!! Pero la Selva la verdad que tampoco es un precio tan disparatado para el lugar donde estas y como estás… lo único los vuelos como digo…

    Un abrazo compañeros!!!

  12. Artabria says:

    Muy buen post lleno de información útil. A mi lo de la selva me gustaría, pero tengo aracnofobia aguda, jeje, pero espero vencer el miedo e ir algún día 🙂 Tuvo que ser una experiencia increíble

  13. Victor says:

    Pues entonces tu eres de las mias!!!! yo no puedo ver ni un video de arañas. De pequeño vi la película aracnofobia a modo de terapia y puffffff…..

    Te aconsejo que no te pierdas el siguiente post…

  14. Antonio Aguilar says:

    Compañero, el sitio es espectacular.Una maravilla, pero vaya abuso de precios. Todo lo que me has contado se queda corto. Quinientos y pico eurillos de nada por los dos me parece un robo a mano armada.

    Para la próxima vez vamos y entramos camuflados por la noche, entre los cocodrilos!

    Un abrazo fiera! A seguir así!

  15. Pilar says:

    Nos ha encantado vuestra descripción del tour por la selva. Nosotros iremos el próximo mes de septiembre y después de veer vuestras fotos, vídeos y leer vuestra experiencia, aún tenemos más ganas.
    Queremos pediros un consejo, si podéis. Hemos contratado el tour con Inotawa Lodge, y no sabemos si cambiarlo por el vuestro. No sabemos cómo mirar la localización de ambos para comparar un poco . ¿Podríais ayudarnos?.
    Gracias por todo y en enhorabuena por vuestro blog que seguiremos consultando a partir de ahora.

    • Víctor says:

      Hola Pilar! Por lo que veo en google Inotawa Lodge está también en la reserva de Tambopata pero lejos del Lago Sandoval. No se si lo que queréis ver es el lago o simplemente visitar la selva. En el caso de querer ver el Lago Sandoval nuestro alojamiento sería el indicado ya que está a pie del lago. El que me dices tu está junto al río Madre de Dios, que es el principal, pero al que fuimos nosotros tienes que ir andando desde el río mencionado por el medio de la selva y llegar hasta el lago sandoval donde te llevan en barca hasta el alojamiento, que como te he dicho, está a pie del lago.

      El tuyo creo que es este:
      https://www.google.es/maps/place/Inotawa+Expeditions/@-12.8182081,-69.2935271,17z/data=!3m1!4b1!4m2!3m1!1s0x0000000000000000:0xbd3753b5e8e83b9d

      Y el nuestro este:
      https://www.google.es/maps/place/Sandoval+Lake/@-12.6061344,-69.0325069,11z/data=!4m2!3m1!1s0x0:0xe28c52713fe303ef

      Aquí puedes ver la ubicación. Aunque todo depende de lo que quieras hacer. No quiere decir que uno sea mejor que otro. Desde luego nuestra experiencia fue muy buena.

      Para cualquier duda ya sabes donde me tienes.

      Un saludo!

      • Pilar says:

        Víctor, gracias por tu rápida contestación. Tenemos reserva en Inatawa pero aún no hemos pagado nada, hay que hacerlo una semana antes y sólo un 30%. He pedido información a Inkanatura Travel y, además de pedir el pago adelantado para hacernos la reserva, es mas caro, nos piden por 3días/2 noches 420$ y en Inotawa Expeditions son 4 días/3 noches por 320$ y tenemos referencia por otro blog de que està bien, aunque por vuestras fotos y videos el lago Sandoval nos tiene enamorados.

        • Víctor says:

          Hola Pilar. Desde luego no tiene que estar mal la opción que mencionas y si el presupuesto lo tienes ajustado más razón aún. Al fin y al cabo, lo que más me gustó fue la selva en sí. Si no la habéis visto nunca fliparéis en cualquiera de los dos alojamiento. También desde tu alojamiento quizá os puedan llevar al lago Sandoval. Es cuestión de preguntarlo allí.

          Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *