La pequeña Trogir

Llegamos de Split a Trogir en un santiamén y lo pasamos de largo buscando una habitación antes de que anocheciera. Encontramos una al final de un camino privado y preguntamos. Nos dijeron que 30€ y soltamos las maletas. Era una casa muy bonita y los propietarios un encanto. Ella no hablaba nada más que croata pero el marido sabía italiano,… Continue leyendo