Ston y la muralla china europea

Al día siguiente de visitar Dubrovnik nos levantamos pronto, pero sin prisas. Recogimos las maletas y toda la habitación y fuimos a pagarle al dueño de la casa. Ese día teníamos pensado llegar a Kórcula pero visitando antes el pueblo de Ston y su gran muralla. Preguntamos en la misma casa donde estábamos que dónde podíamos cambiar moneda, y la mujer se prestó a cambiarnos personalmente. Preguntamos por el cambio que nos iba a aplicar y nos empezó a decir una cifra en croata por lo que no nos enteramos de nada. Le dijimos que no la entendíamos y la mujer se fue al teletexto de la televisión y miró a como estaba el cambio ese día, por lo que cambiamos sin que nos cobrara nada… a pelo (Buena gente…). Después cargamos las maletas en el coche y ya estábamos listo para marchar hacia Ston y su muralla… ¡Y sus OSTRAS!

En el camino que hay desde Cavtat hasta llegar a Dubrovnik decidimos parar en uno de los miradores para hacer alguna foto y así poder despedirnos de la bella Ragusa.

Dubrovnik

Visitamos la muralla China europea de Ston

En poco tiempo (con la paliza de los primeros días, de aquí en adelante los trayectos estaban chupados) llegamos a Mali Ston. Me habían dicho que este pueblo era muy bonito, pero es que por más que intentaba verle un encanto… no se lo encontré. Nos fuimos a dar un paseo por el pueblo y en nada nos volvimos. Lo único que tiene a destacar es una calle (tampoco tenía muchas más), que con las casas antiguas y la poca gente que había… pues se estaba tranquilo. Cogimos el coche y nos dirigimos al pueblo de Ston que está justo detrás de la montaña a 5 km. Cuando llegamos aparcamos el coche justo en la entrada y le dí la sorpresa a Eva… “Quiero subir” jejeje. Ella ve la muralla y dice que si estoy tonto…  y es que ella vio los restos de la antigua muralla a los que no se podía subir, que mide unos 5 km, y la dije que no, que solo era una zona pequeña la que es accesible.

Murallas de Ston

Una cosa a reseñar, es que subir por la muralla de Ston es ¡¡GRATIS!! Después de pasar por Dubrovnik, esto nos sorprendió. Quizás fuese porque parte de ella la están restaurando… no sé… pero nosotros flipamos.

Murallas de Ston

La ascensión es pequeña y pronunciada, pero después de lo de Kotor, esto son mariconadas. Según vas subiendo, vas divisando todo el pueblo, que tampoco es muy grande vaya… A los lados ves los restos de la muralla que está considerada la segunda más grande del mundo después de la de China. Una vez arriba tienes unas buenas vistas del pueblo y los salitres.

Ston

En busca de las famosas ostras de Ston

Empezamos a descender las murallas por el último tramo que estaba todo en obras, pero no nos costó demasiado volver a meternos por las cellejas de Ston. Nos pusimos a buscar por entre sus calles rectas y estrechas algún restaurante donde pudiera comerme mis ansiadas ostras.

Ston

Al final nos decidimos a sentarnos en una terraza y nos pedimos algo de beber. Yo me pedí un vino, que también tiene fama de ser de los mejores, y le pedí a la mujer 15 ostras (Sólo…). Eva no iba a comer porque no le gustaban y yo si he de ser sincero, era la primera vez que las comía, así que no puedo decir si son las mejores de Europa tal como dicen, pero lo que si puedo decir es que ¡¡ESTABAN COJONUDAS!! Me duró el plato un suspiro y me quedé con ganas de más, pero menos mal que no las pedí porque a la media hora tenía el estómago “pa los pájaros”.

Las ostras de Ston

También decir que no son nada caras. Más o menos por lo que me he informado aquí, salen igual que si te las compras tu para preparar, pero en Ston te las dan ya listas para comer a 1€ cada ostra. Después de comerme las ostras nos fuimos a por el coche para dirigirnos a Orebic, donde cogeríamos un ferry que nos llevaría a la isla de Korcula.

Ston




Victor del Pozo

Quizás te interese...

Tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *