Parque Nacional de los Lagos de Plitivice

La primera mañana que amanecimos en Croacia junto a los lagos de Plitvice nos levantamos y nos dimos una ducha. Fuimos a pagarle la noche de estancia a la señora, la cuál aprovechó para invitarnos a un tanque de café en su cocina. Nosotros intentábamos crear una conversación con la mujer pero era imposible. No entendía nada de lo que pudiéramos decir en inglés y nosotros mucho menos lo que decía ella en croata. Terminamos el café y recogimos todo de la habitación para cargarlo de nuevo en el coche. La mujer se esperó en la puerta de su casa despidiéndonos con su mano hasta que nos marchamos. La verdad que un encanto.

Sobe en Croacia

Visita al Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Cuando llegamos a la entrada del Parque Nacional de los lagos de Plitvice me acordé que había leído que no admitían € como forma de pago y que con tarjeta tampoco se podía pagar, por lo que nos dirigimos a un camping que estaba cercano y que tenían el servicio del cambio de moneda (*Actualización: desde el 2008 han ido adaptándose y ya se puede pagar con tarjeta). No me acuerdo a cuanto exactamente estaba el cambio. La gente decía que mejor en un sitio o en otro, pero en todo el viaje me he dado cuenta que en cualquier sitio está más o menos igual. Lo mismo cambias 100€ y te llevan unos eurillos por comisión, pero no merece la pena estar dando mil vueltas. Y ya con Kunas en nuestras manos, nos fuimos hacia la entrada del parque y vimos que aceptaban tarjeta (lo más normal del mundo). La entrada nos costó 110 kn, que al cambio serían unos 15€ aprox (2008). Al entrar al parque tienes varias rutas para poder hacer (A,B,C,K y G2), cada una dependiendo del tiempo que quieras dedicarle al parque. Yo me copié en mi guía la ruta C que es la más recomendada, porque ves prácticamente todo, cogiendo el barco y el trenecito en el interior. Esta ruta es de entre 4 y 6 horas de paseo, pero merece muchísimo la pena. Para que lo podáis ver dejo la página donde te vienen los dibujos de las rutas y una explicación de la C… (Rutas en Parque Nacional de los lagos de Plitvice).

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Este lugar ha sido de los sitios que más me han gustado de este viaje con diferencia. Naturaleza en estado puro y todo muy bien cuidado. Nada más entrar ya te haces una idea de lo impresionante que es el lugar. Te quedas alucinado con el color azul turquesa del agua y lo transparente que es.

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Mucha parte del recorrido se hace a través de pasarelas de madera que no rompen la armonía con la naturaleza en ningún momento. Este sitio me “recordaba” al monasterio de piedra en Zaragoza, pero sólo eso… recordar, porque esto lo supera por donde lo mires (aunque me encanta el monasterio de piedra, que no se me mosquee ningún “mañico”). Vas dando un paseo entre el murmullo del agua y el silencio absoluto de los lagos mayores. Realmente bonito, y más para una persona que le guste sacar fotos. Por todos los rincones tienes una foto bonita. Yo hice ¡¡196 fotos!! Y me controlé.

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Después de pasar los lagos pequeños, llegamos a uno de los lagos más grandes que tiene una estancia para poder comer algo o comprar algún recuerdo. Aquí, y con la entrada, te montas en un barco que te cruza al otro extremo del lago para poder seguir a pie.

En el otro lado del lago toca andar entre aguas y cascadas y mucha de gente. Siempre tratábamos de dejar pasar a los grupos porque van mil y es un poco incómodo. Además este es el sitio, junto a Drubrovnik, en el que más españoles nos encontramos. Excursiones enteras de españoles. Os voy a dejar algunas fotos más para que os hagáis una idea del lugar.

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Cuando llegamos al final del recorrido nos encontramos con un área de descanso para tomarte una “Pivo” (Cerveza en croata, que es lo único que aprendí en su idioma) y tirarte en el césped a descansar. Desde ese mismo lugar salen unos coches que te trasladan hasta el principio haciendo alguna parada para coger a gente. Exactamente no te dejan al final del todo, sino un poco antes y te toca seguir andando, pero realmente no importa porque vas viendo unas vistas que te quitan el hipo.

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

Parque Nacional de los lagos de Plitvice

De Plitvice a Dubrovnik en coche

Después de quedarnos impresionados con el Parque Nacional de los lagos de Plitvice y un poco cansados de andar, cogimos el coche y pusimos rumbo a Dubrovnik donde pasaríamos tres noches seguidas para descansar de tanto coche.

El camino se hace todo el rato en dirección a Split por una carretera de doble sentido pero que está en muy buen estado. A la altura de Split ya cogimos una autopista que tenía pinta de ser muy nueva (con peaje) atravesando el Parque Nacional Paklenica, que es la mayor cadena montañosa de Croacia con unas montañas de alucine.

Nos paramos a comer algo en un área de servicio y me di cuenta que teníamos otra vez el cubre cárter del coche en el suelo, así que tocaba sujetarlo de nuevo. Intentándolo poner me di cuenta que se acababa de partir más y el agujero que tenía era lo suficientemente grande como para necesitar una arandela. Mire en la gasolinera y no tenían nada que se le parezca, así que nos pusimos a buscar por el suelo algo que nos pudiera servir (parecíamos mendigos…). Cuando de pronto… EUREKA!!! Con la chapita de las latas de Coca Cola conseguí enganchar el cubre cárter para que se quedara bien sujeto y así poder tirar todo el viaje.

El resto del viaje hasta Dubrovnik lo hicimos por una autopista que está verdaderamente bien, pero solo hasta prácticamente llegar a Makarska donde se acaba la autovía (Se supone que seguirá más adelante hasta Dubrovnik) y te desvían a la típica carretera de costa de doble sentido donde sólo se puede circular como mucho a 70 km/h por el tráfico y las curvas que hay. Se nos hizo de noche y llegamos a la frontera de Bosnia donde no nos pidieron ninguna documentación y seguimos sin parar. Es simplemente un mero paso fronterizo al que los militares bosnios están acostumbrados.

Ya por fin llegamos a Dubrovnik, pero lo dejamos a la derecha porque teníamos pensado coger un apartamento en Cavtat, que no está muy lejos de Dubrovnik y tienen autobuses que te acercan a la vieja Ragusa. Llegamos a Cavtat y preguntamos por habitaciones en la oficina de turismo que hay en la entrada (no teníamos muchas ganas de andar buscando). Nos llamaron a un vecino y nos lo presentaron. Le acompañamos a su casa y nos enseñó el apartamento. Un apartamento abuhardillado con aire acondicionado, baño completo, terraza, tv por satélite (pero no se veía TVE) y todo muy nuevo, recién reformado. Nos pidió 35€ por noche pero al final nos lo dejó las tres noches por 90€, así que nos quedamos. Dejamos el coche aparcado en su aparcamiento (viva la redundancia) y nos instalamos.

Esa noche no tardamos en acostarnos porque al día siguiente nos levantaríamos pronto para ir a visitar el pueblo de Kotor y su bahía en Montenegro.

Victor del Pozo

Quizás te interese...

Tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *