La isla de Rab

A la mañana siguiente le pagamos al hombre y nos despedimos de los dos. Se esperaba en la puerta saludándonos hasta que salimos (Joder que encanto de tío). Desde Pag existe un ferry que te cruza al lado continental para poder seguir, pero por mi cabezonería de ver la zona por la que pasamos la noche anterior dimos un rodeo alucinante.

Días de descanso en la isla de Rab

Para ir a la isla de Rab, hay que coger un ferry en el pueblo de Jablanac. Nos pusimos a la cola y entramos de los primeros en el barco.

Jablanac

El ferry nos dejó en una zona desértica y continuamos en dirección al pueblo de Rab. Según te vas acercando se va viendo mucha más vegetación. Llegamos a Rab y para dejar el coche más o menos cerca lo teníamos que meter en el parking justo al lado del puerto. Empezamos subiendo por un parque hasta lo más alto del pueblo. Se respiraba mucha tranquilidad y no había muchos turistas (ya estábamos metidos en septiembre). Llegamos a un mirador a través de un pequeño camino de piedra encima de un muro. Las vistas de los cuatro campanarios de Rab son realmente bonitas de ver. Bajamos y seguimos el paseo por sus calles medievales hasta el final del pueblo. Por el camino nos encontramos iglesias y más iglesias…

Isla de Rab

Nos paramos a tomar una cervecita y ya de paso a comer. El pueblo de Rab es muy bonito, pero lo que nos apetecía era estar tranquilos y tirarnos en la playa un par de días, así que cogimos el coche y nos fuimos directos a la región de Lopar en la misma isla de Rab (al norte), que había leído que tenía playas de arena y muchas calas.

Al llegar buscamos la playa de San Marino que es la más grande y buscamos apartamentos por los alrededores. Finalmente nos quedamos en uno que tenía aparcamiento y se encontraba a sólo 100 metros de la playa. Nos instalamos y fuimos a comprar cosas para desayunar y para hacernos alguna ensalada. Compramos tomates y pepinos en uno de los puestos que hay por la calle, que por cierto, la fruta de estos puestos está realmente buena. Parecían del huerto de mi abuelo. No dudéis si vais por Croacia en comprar fruta en estos puestos de calle porque realmente están exquisitos. Nos bajamos a la playa para aprovechar los últimos rayos de Sol y cuando llegamos no nos lo creíamos…. ¡¡Era una playa de Arena!! Y además estábamos prácticamente solos. Yo personalmente prefiero las piedras en vez de la arena, pero Eva tenía muchas ganas de una playa así en este viaje.

Al día siguiente nos levantamos y nos fuimos directamente a tirarnos en la playa. Nos metimos… nos metimos… y nos metimos… ¡¡PERO SI ESTO NO CUBRE NADA!!! Con razón nos encontramos con muchos niños sueltos. Que pasada de playa. Te metías a tomar por saco y te llegaba por las rodillas. Justo en frente de la playa hay un islote llamado Lukovac, y decidimos ir andando hasta él. Al final del todo hay una cuerda que limita el paso de las barcas (ya nadando que aquí si cubría…) y en nada estábamos tocando fondo de nuevo. Llegamos al islote y nos sentamos un rato a descansar y otra vez de vuelta (ya ves tú que tontería…). Por la tarde cuando baja la marea, deja al descubierto toda esa arena interminable.

En estas dos fotos de abajo os lo muestro. En la primera se ve a Eva agachada y yo con el zoom de x18. Se puede apreciar la línea que separa el paso de las barcas detrás de ella. En la segunda foto es sin el zoom (también esta Eva pero no se aprecia) donde se puede ver el islote y toda la arena que ha dejado al descubierto la baja marea (por la mañana el agua llega hasta donde estoy yo).

Playa de arena en Croacia

Playa de arena en Croacia

Y esta es una foto de la playa de arena de San Marino a última hora de la tarde.

Playa de San Marino en Croacia

Nos vino genial el día de playa. Por la noche nos fuimos a dar un paseo… ya sabéis… típico paseo con cervecita y heladito y nos fuimos a acostar, que al día siguiente nos dirigíamos directamente a la península de Istria.




Victor del Pozo

Quizás te interese...

Tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *