Campo de concentración Sachsenhausen

A la mañana siguiente desayunamos en el hotel y nos fuimos hacia la puerta de Brandemburgo donde habíamos quedado con la gente de New Berlín Tours para hacer la excursión al campo de concentración Sachsenhausen. En la misma plaza nos encontramos con un montón de gente que venían a hacer lo mismo que nosotros y sólo tuvimos que preguntar cuál era la cola de la guía en español y esperar. El precio de esta excursión al campo de concentración Sachsenhausen fue de 14€ la normal y 12€ si eres estudiante. Para hacer esta excursión te piden que compres aparte el billete de transporte C, que como nosotros lo pillamos en el aeropuerto… pues ya lo teníamos. Ya sólo tocaba esperar a la hora de salir y mientras tanto nos hicimos unas fotos con unos personajes que se encontraban al lado de la puerta. Los “liberadores”.

Visita al campo de concentración Sachsenhausen

A la hora acordada nos dirigimos todos a coger el metro con dirección a Oranienburg, que es la población donde se encuentra el campo de concentración Sachsenhausen. A la salida de la estación nos encontramos un puesto de salchichas enormes y claro… venimos a Alemania, pues había que probarlas. Tras el rápido aperitivo nos fuimos en un autobús urbano hasta la misma puerta del campo de concentración.

Campo de concentración Sachsenhausen

El campo de concentración Sachsenhausen es enorme, pero solo es accesible a los turistas una zona concreta, justo donde tenían concentrados a presos políticos y militares y una zona a mano derecha donde tenían a los judíos. Han reconstruido un par de pabellones y estos son ahora expuestos a modo de museo. Además, se puede ver el obelisco levantado en memoria de la liberación del campo. Justo detrás del obelisco se encuentra la zona donde asesinaban, almacenaban, y quemaban los cuerpos. También pudimos ver una cárcel utilizada por la Gestapo.

Otra de las “labores” que se hicieron en el campo fue la de falsificar dólares y libras británicas, una de las mayores falsificaciones de moneda en toda la historia que se conoce con el nombre de “Operación Krüger” (hay una película basado en esto, Los falsificadores, que se llevó un Oscar en 2008 a Mejor Película extranjera).

Cuando entramos al campo de concentración todos mantuvimos el silencio. Esto impresiona y mucho. Sólo el viento y los pasos sobre la arena se escuchaba en aquél momento. La hora que marca el reloj que está situado en lo alto de la puerta es justo la hora en la que los soldados soviéticos llegaron y liberaron el campo. En la puerta de acceso se puede leer “Arbeit macht frei“…. “El trabajo os hace libres“. No tengo palabras para describir la frase. Os invito a dar un paseo por el interior a través de mis fotografías.

Campo de concentración Sachsenhausen

Puerta de entrada al campo de concentración con el reloj marcando la hora de la liberación.

Campo de concentración Sachsenhausen

“El trabajo os hace libres”

Campo de concentración Sachsenhausen

Muro interior representando los antiguos pabellones

Campo de concentración Sachsenhausen

Pabellones 38 y 39 habilitados como museo.

Campo de concentración Sachsenhausen

Aseos y duchas.

Campo de concentración Sachsenhausen

Retretes.

Campo de concentración Sachsenhausen

Literas triples.

En una de las estancias se puede ver el techo quemado a causa de unos seguidores nazis que se colaron (cuando ya era museo) y lo prendieron fuego, pero no tengo foto de eso (fallo mío…).

En el interior de los pabellones puedes ver objetos y fotografías de la época.

Campo de concentración Sachsenhausen

Ropa con la estrella judía.

Campo de concentración Sachsenhausen

Fotos expuestas.

Campo de concentración Sachsenhausen

La cárcel de la Gestapo. “La cárcel dentro de la cárcel”.

Campo de concentración Sachsenhausen

Celda.

Campo de concentración Sachsenhausen

Torre vigía.

Campo de concentración Sachsenhausen

Vistas del campo con el obelisco.

El obelisco que se sitúa en el centro mide unos 40 metros de altura y tiene en su punta unos triángulos de color naranja representando las nacionalidades de las personas que allí fueron asesinadas (aunque seguramente fueron más…). En su base se puede ver como un soldado soviético libera a dos presos (que también me da que no estarían tan fornidos como los que han representado…).

Campo de concentración Sachsenhausen

Obelisco homenaje a la liberación del campo.

Campo de concentración Sachsenhausen

Zona de fusilamiento.

Campo de concentración Sachsenhausen

Hornos donde incineraban los cuerpos.

Campo de concentración Sachsenhausen

Monumento a las víctimas.

Nos resultó extraño ver piedras encima del monumento y la guía nos explicó que esa es la forma que tienen los judíos de mostrar sus respetos a los muertos igual que hacemos nosotros con las flores, y si os fijáis en la película de “la lista de schindler”, veréis al final de ella como los judíos pasan por la tumba de Schindler y ponen cada uno una piedra.




Víctor del Pozo

Quizás te interese...

Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Campo de concentración Sachsenhausen

  1. Pingback: Que ver en Lima | Mi patria son mis zapatos - Blog de Viajes

  2. Eva says:

    Pronto volveremos!!!!! Que ganas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *