La calle más castiza de Madrid. La Gran Vía.

Es difícil de imaginar que a la plaza de España de Madrid se la conociera hace un siglo como la zona noroeste de la ciudad. Al menos a mí me resulta complicado imaginar lo pequeño que era Madrid como para decir que se necesitaba una calle, la Gran Vía de Madrid, para comunicar la actual plaza de España con el centro de la ciudad.

La gente de mi edad hemos conocido Madrid casi como es hoy y no nos paramos a pensar que esta ciudad también fue “pequeña” (y comparándola con otras ciudades europeas, lo sigue siendo) y que por sus calles no pasaban coches si no carros de caballos.

Gran Vía de Madríd

Aunque Madrid ya tenía un tamaño considerable hace un siglo, las calles estrechas del centro se veían necesitadas de una vía mucho más amplia para poder desahogar su tránsito. Ya por aquella época se habían construido otras grandes avenidas en la ciudad, pero la mastodóntica obra de creación de la Gran Vía cambió drásticamente la forma de vivir de mucha gente en la ciudad.

Gran Vía de Madríd

Construcción de la Gran Vía

La Gran Vía de Madrid

Desde sus inicios en 1910 y a lo largo de las tres fases que completaron la creación de la Gran Vía de Madrid, los diferentes tramos fueron recibiendo distintos nombres tales como calle de Conde Peñalver, Avenida de Pi y Margall o Avenida de Jose Antonio (por Primo de Rivera) hasta que finalmente, tras la transición a la democracia, pasó a recibir el actual nombre de Gran Vía.

Gran Vía de Madríd

Gran Vía vista desde la Plaza de España

A esta gran avenida también se la conoce como el Broadway de Madrid por la cantidad de obras de teatro y musicales que en ella se estrenan cada temporada. Precisamente, en el 2010 y coincidiendo con el centenario de la creación de la Gran Vía, la famosa calle neoyorkina de Broadway cambió su nombre por un día y pasó a llamarse Gran Vía, promocionando a la capital española y homenajeando de esta manera a una de las calles más importantes del mundo en cuanto a cartel teatral se refiere.

Gran Vía de Madríd

Gran Vía de Madríd

Cines Capitol

Gran Vía de Madríd

El mítico Cine Rex en el número 43 de la Gran Vía. Abierto en los años 40 y cerrado en el 2006, en el futuro albergará una sala de espectáculos. Aquí pude ver mi primera película de cine. E.T. el extraterrestre, muy pequeño yo aún.

La Gran Vía parece tener el deber de mantener viva la expresión de “Madrid nunca duerme”, y es que ya sea por la mañana, al medio día, por la noche o de madrugada de cualquier día del año, paseando por ella te darás cuenta que la frase queda más que justificada. La Gran Vía emana vida y ambiente por los cuatro costados, aunque su momento cumbre suele ser la noche, cuando los luminosos de los teatros iluminan las aceras con los carteles de las obras más famosas.

Gran Vía de Madríd

Pequeña maqueta de la Gran Vía que se encuentra al comienzo de la misma

Pasear por la Gran Vía supone observar los primeros rascacielos de España, mezclarte con todo tipo de gente de cualquier nacionalidad, vivir el bullicio de una gran ciudad. En el momento que andas por la Gran Vía, te haces partícipe de ella y tú mismo empiezas a formar parte de esta mítica avenida.

Gran Vía de Madríd

El lugar de esta calle que más me gusta es la zona de la plaza de Callao, siempre llena de gente y movimiento. Desde aquí y hacia la Plaza de España es donde se concentran la mayoría de los teatros y los bares sacan sus terrazas para tomar una caña en plena calle, y si estás atento, seguro que podrás ver a más de un famoso paseando por allí.

Gran Vía de Madríd

Plaza de Callao

Gran Vía de Madríd

El Edificio Carrion es de los más conocidos de la Gran Vía, sobre todo desde que Santiago Segura se colgara de él en su película “El día de la bestia” (aunque evidentemente, era una maqueta desde donde colgaban)

Callao es la zona donde me gusta estar, pero quizá la parte más bonita de la avenida sea la vista desde la calle Alcalá con el edificio Metrópolis abriendo paso a la Gran Vía. Este edificio de estilo francés como sus arquitectos es plasmado en numerosas postales que podemos llevarnos de suvenir, y es que su cúpula de pizarra coronada con una victoria alada no pasa ni mucho menos desapercibida.

Gran Vía de Madríd

Justo en este punto, desde el edificio Metrópolis, comienza la Gran Vía. A nuestras espaldas tendremos la calle Alcalá y plaza de Cibeles

Gran Vía de Madríd

Subida de la Gran Vía desde Alcalá. Al fondo, el edificio de telefónica, en su día el más alto de Europa.

La Gran Vía ha sido escenario del séptimo arte en numerosas ocasiones, pero sí de arte hay que hablar, me quedo sin lugar a dudas con el arte de la pintura y los cuadros de Antonio López. El artista manchego ha trasladado esta avenida madrileña a los lienzos en muchas de sus obras y hace poquito pude disfrutar de una exposición temporal en el museo Thyssen y quedé maravillado. Es sencillamente impresionante el realismo con el que pinta sus cuadros, entre ellos los de Madrid y alguno de esta Gran Vía, y si tenéis oportunidad de ir a alguna exposición suya, os lo recomiendo. No os defraudará.

Gran Vía de Madríd

Cuadro realista de la Gran Vía de Antonio López, uno de los varios que tiene sobre esta avenida.

Si tenéis el gusto de venir a esta ciudad y quedaros más de una noche, cosa que recomiendo encarecidamente, y disfrutar de su noche tanto como del día, os recomiendo quedaros por el centro, ya sea en esta emblemática vía o en cualquier barrio colindante a ella. Alojamientos en Madrid hay cientos y se pueden encontrar de diferentes precios. De lo que estoy seguro es que si os quedáis por esta zona, no os arrepentiréis.

Evidentemente con este artículo no os estoy descubriendo nada nuevo y todo el mundo que visita Madrid acaba paseando al menos una vez por la Gran Vía. Igual que por el día, recomiendo hacerlo por la noche cuando la luz natural deja paso a la iluminación artificial de sus clásicos edificios y de los teatros. Sin duda alguna la Gran Vía simboliza la vida de Madrid, sobre todo, aquel Madrid que nunca duerme.

Víctor del Pozo

Quizás te interese...

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

22 Responses to La calle más castiza de Madrid. La Gran Vía.

  1. Carol says:

    Me encanta Madrid y cuando puedo hago escapaditas para ver musicales y tomar algo en un Starbucks (¡que aquí no tenemos!). Así que la zona en la que más he estado de tu ciudad ha sido Gran Vía y me encanta. En Callao tenéis un Fnac impresionante y lo de los famosos es cierto, por allí siempre me he encontrado a alguno. Estoy deseando volver.

    ¡Un saludo!

  2. Babyboom says:

    Como bien dices, la Gran Vía nunca duerme. Yo llevo aquí varios años pero siempre que venía a Madrid era un lugar que tenía que pisar sí o sí, me encanta la vidilla que tiene. Habrá que volver pronto, no? Un abrazo y nos vemos dentro de nada!!! 😉

  3. Antonio Aguilar (Historias de nuestro planeta) says:

    ¡Qué recuerdos Victor!

    Si te digo que los últimos dos años que viví en Madrid iba andando a todos los sitios sólo por ver el ambientillo de esa calle…

    Un abrazo figura, y en breve nos vemos, sea en Gran Vía o en algún bar cercano.

  4. Helena says:

    No sabía yo que desde Broadway nos habían homenajeado de esa manera… A algún musical de esos he ido yo en alguna de mis visitas a la capital, jejeje
    ¡Muy chulo el post!
    Un saludo

  5. Victor, gracias por tu comentario sobre Roma. La verdad es que tu blog nos encanta, enhorabuena, y por cierto, magnifica idea hablar de Madrid, la mayoría de las veces hablamos de todos los sitios menos de lo que más conocemos.

    un saludo

  6. Ku says:

    Qué buena entrada. Víctor. Hablar de viaje,s d eRusia, del transiberiano… está muy bie, pero yo soy también una fiel defensora de las entradas sobre nuestra propia tierra, sobre nuestros hogares… me parece que tienen un sabor especial, y a ti te sale muy bien! Me han entrado ganas de volver a Madrid 🙂

  7. Nerea says:

    Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado.
    Madrid es una ciudad que me encanta, la he visitado muchas veces y volvería encantada!!

    milittletreasure.blogspot.com

  8. Victor says:

    Hola Nerea! Bienvenida al blog! Pues si vuelves y quieres tomar algo, ya sabes donde me tienes.

    Un saludo!

  9. Viví en los años 60 en Madrid.
    Me encantó, el ambiente y la marcha que había, sobre todo de noche. La Gran Via era un espectáculo.
    Buen post y buenas fotos

  10. M.C. says:

    Bonito homenaje a la Gran Vía!! A mí es una de las calles que más me gustan de Madrid, siempre tan llena de vida, da igual de día o de noche, como tú dices!
    Un abrao

  11. M.Teresa says:

    Siempre que viajo a Madrid, no dejo de pasear por la Gran Vía. Más que por lo que es ahora, me gusta imaginarme cómo debía ser esa gran avenida en su época más floreciente.
    Un post muy chulo.

    Un abrazo

  12. Alfonso says:

    Por cierto, no sé por qué razón no te tenía enlazado en mi web … Lo acabo de hacer, un saludo y hasta pronto!

  13. Victor says:

    Muchas gracias Gildo! Seguro que el ambiente se parecería mucho al que hay hoy, lo que pasa es que ahora no nos sorprende tanto.

    Buenas M. Carmen! yo es que flipo con eso… cuando paso por allí a altas horas de la noche siempre lo pienso… es alucinante.

    Hola M. Teresa! Pues según nos dice Gildo, parece que no ha cambiado mucho, aunque tampoco hace mucho de los años 60… Me imagino que la forma de vestir de la gente sería lo que mas se difiera jejeje

    Hola Alfonso! Yo también te he incluido. Pero podrías poner en tu blog algo para subscribirse por mail… Es la mejor forma de seguir un blog.

    Un saludo a todos!!

  14. Calíope says:

    Me encanta pasear por la Gran Vía cuando voy por Madrid, me parece preciosa, vaya edificios que tiene y con una vida increíble. La foto den blanco y negro estupenda, parece cualquier plaza de cualquier pueblo. Enhorabuena por la entrada!

  15. Fran Soler says:

    Haces bien en hablar de Madrid Víctor, que en casa tenemos muchas cosas buenas que a veces olvidamos contar!! Un 10 para tu entrada madrileña!! Por cierto, fue un placer conocernos en Fitur… Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *